5 ventajas de convertir tu vida en un juego

Ya en pleno verano, notamos esas ganas que provoca de hacer mil cosas con sus días interminables y llenos de posibilidades!
Es temporada perfecta para movernos en todos los sentidos, para viajar y conocer nuestra tierra, para jugar con el entorno y nuestros amigos! Pues se trata de un juego continuo del que hoy quiero hablaros, juego que va más allá de cualquier “game” específico e incluso del deporte físico.
**El juego como una actitud ante la vida**
Sí, hablamos pues de él en un sentido más amplio y profundo del habitual.
El deporte es una muy valiosa puerta de entrada para sumergirnos en ese vivir jugando que sin saberlo tanto necesitamos, aunque como veremos no es la única via que disponemos.
Ahí van algunas de las características y virtudes del juego verdadero, así como las formas e ideas que os propongo para introducirlo más en vuestras vidas:
  • El juego nos aporta naturalidad y espontaneidad, nos aquieta la mente ruidosa y nos hace estar mas presentes en el aquí y ahora. Practicar deporte y en equipo resulta ideal para despertar nuestra improvisación y creatividad, para compartir e interactuar con el otro de forma muy especial. Este dialogo con los demás consta de un lenguaje 100% intuitivo. Cada paso es improvisado en este baile grupal, y esto nos permite sin querer a aceptar e integrar mejor la incertidumbre misma que caracteriza a la vida. El deporte en equipo requiere además de una atención constante en el momento presente, lo que nos ayuda a ser más naturales y campechanos fuera de este escenario en cuestión, en definitiva, a ser más nosotros mismos!
yo-jugador-wefitter
  • El arte de jugar nos ayuda a tomar y afrontar los problemas de otro modo, relativizándolos por un lado, y acrecentando nuestra capacidad de inventiva para resolverlos gracias a que nos sentimos mas relajados, no preocupados. El juego es un antiestrés natural, y de los mas efectivos! Jugar es no dramatizar, es separar lo que verdaderamente somos en esencia de lo que sabemos hacer o nuestras capacidades técnicas. Jugar es cuidar esa autoestima, porque sabemos que nos queda mucho por experimentar y aprender, somos así más comprensivos y no nos frustramos a la primera de turno. El sentido del humor sería la máxima expresión de esta actitud liviana y que fluye sin miedo, como un navegante que avanza  con gracia sobre las olas del mar de la vida.
  •  Nuestro yo creativo cobra vida cuando jugamos, se divierte y se redescubre a través de la experiencia lúdica. A su vez, permitimos el florecimiento de ideas nuevas y de nuestras mejores creaciones. La música y el arte en general son vías estupendas para potenciarlo. Bailar en cualquiera de estas noches veraniegas, cantar con los amigos en la playa, sentarse a dibujar y colorear la naturaleza que nos rodea…
yo-creativo-wefitter
  • El juego nos reconecta, nos hace sentir enteros. Nuestros sentidos y cada parte de nuestro cuerpo se comunican mejor gracias a éste, y nuestra mente no es excepción de ello. Esta fusión tan bonita que procura da más coherecia a nuestras acciones, despierta nuestra intuición más profunda y refuerza la unidad que somos. Desde el identificar qué nos conviene comer en cada momento hasta el sentir que debemos hacer con cualquier otro tema, el juego nos ayuda a relacionarnos mejor con nuestro entorno y a elegir mejor y en consonancia cada cosa que hacemos. Las vacaciones son un buen momento para practicar la meditación y el mindfulness, para escuchar el silencio, para sentir la brisa de los árboles, los pajaritos y demás animales, el mar adentrarse en la orilla…   Sentir como todo avanza lento, y en ese ritmo idóneo meternos de pleno para saborealo todo, cada color y sonido, cada estímulo!
paddlesurf-wefitter
  • El juego despierta nuestro yo aventurero. Todos sin duda lo llevamos dentro, personaje intrépido y curioso, con ganas de descubrir! Y que mejor que el juego para experimentar la realidad sin prejuicios ni temores, atreviéndonos así a probar cosas y caminos nuevos. Jugar, es aventurarse a tocar, a mirar y a conocer lo desconocido. Además, jugando a descubrir el mundo dejamos de cuestionamos tanto a nosotros mismos, y el mundo por consiguiente se convierte en el único centro y foco de atención, despertando toda nuestra motivación. Salimos nunca mejor dicho de nuestro ombligo!  Viajar, recorrer nuevos lugares, así como practicar alguna actividad nueva y emocionante…
yo-aventurero-wefitter
Como en cada uno de los artículos de este blog, la salud y el bienestar son el objetivo primero. Espero que os haya gustado lo comentado hoy sobre el juego, y que os sirva para justamente sentiros más sanos y felices.  Aprovechad esta herramienta tan valiosa! 😉

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone