razones-estar-hambriento-wefitter-blog

8 razones por las que el hambre te llama constantemente

¿El ruido de tus tripas no dejan de dejarte en evidencia en público?¿Siempre estás buscando algo para comer? Tranquilo, no estás solo y puede que estas 8 razones te ayuden a descubrir el motivo por el que te pasa y poner remedio.

1. Estás comiendo muy poco

Es en la primera razón en la que todo el mundo piensa. ¿Entrenas mucho y comes poco? Puede que no estés obteniendo suficiente energía y nutrientes aunque comas 3 veces al día. Si te cuesta llevar al día lo que comes, prueba con escribirlo en una libreta y estarás al corriente de lo que le estás dando a tu cuerpo

2. Tienes sed

A veces confundimos el hambre con la sed. Estar bien hidratado es clave.  Asegúrate de beber una cantidad suficiente de agua y cuando empieces a tener hambre, bebe antes de empezar a comer.

3. Estás siempre en las redes sociales

Admítelo, ¿cuántas veces al día ves fotos de comida mientras navegas por tus redes sociales? Instagram está petado de fotos de comida  tan apetitosa… ¡Que la queremos devorar toda! Estas imágenes incrementan los niveles de grelina, la hormona del hambre.  A este paso tendremos que ir haciendo scroll con los ojos medio cerrados para evitar las tentaciones o seguir cuentas con recetas saludables :p

redes-sociales-food-wefitter-blog

4. Estás durmiendo poco

La falta de sueño tiene una gran influencia en la sensación de hambre. Un descanso inadecuado también lleva a aumentar los niveles de grelina, la hormona del hambre, así que se estimula el apetito.

5. Estás comiendo mal

Comer mal  puede llevarte a tener mucha hambre. Hoy en día consumimos demasiados carbohidratos simples, mientras que reducimos las cantidades de fibra, proteína y grasas saludables (que son precisamente los nutrientes que el cuerpo necesita y los que te hacen llenarte)  Asegúrate de que sigues una dieta equilibrada y de que haces comidas regulares.

6. Te estás saltando comidas

Que si no tengo ganas de comer cuando me levanto, que voy hasta arriba de trabajo y tengo que saltarme la comida… y así una tras otra. Hay veces que ni nos damos cuenta del hambre que tenemos hasta que nos paramos un minuto y oímos cómo nos rugen las tripas. Sólo hay un método para evitar esta situación: ¡comer de forma regular! Son 5 comidas las que hay que hacer al día ¿las haces todas?

7. Te aburres

A veces es difícil distinguir el hambre con el aburrimiento  ¿Te apetecería una manzana o un puñado de frutos secos? ¿No? Entonces no es hambre, sólo estás buscando algo para mantenerte ocupado. Busca otra forma de distraerte.

8. Comes demasiado rápido

Comer demasiado rápido suele llevar a ingerir más calorías de las que necesitas. Puede que tu estómago ya esté lleno, pero simplemente continúas comiendo. Come despacio y dedica tiempo a masticar bien. Tómate al menos 20 minutos para comer, ése es el tiempo que tu cerebro necesita para darse cuenta de si el estómago está lleno o no.

Fuente: Healthista

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone