Category Archives: Deporte

7 claves para recuperarte después de entrenar

En este artículo me gustaría hablaros sobre qué cosas hay que cuidar y favorecer para completar con éxito un buen entreno. El tema en cuestión es ni nada mas ni nada menos que la recuperación, el proceso en el que entra nuestro cuerpo tras el trabajo físico realizado. Una buena recuperación es determinante para obtener los beneficios de cualquier entreno, de modo que allá vamos con las claves para que ésta no nos falle!

1-Gestionar nuestro estrés mental. Ya de por si ejercitarnos físicamente supone un estrés para el cuerpo, algo que de hecho es necesario para que éste pueda transformarse y aumentar su fortaleza, de ahí se produce la esperada mejora en rendimiento permitiéndonos incrementar la intensidad o la dureza del entreno la próxima vez. Sin embargo, si al estrés físico (necesario como vimos) le añadimos un estado emocional alterado o de preocupación, el cúmulo total de estrés al que nos sometemos no le permite al cuerpo responder tan eficazmente y a recuperarse como debe. Varios estudios corroboran esta idea y por ello debemos gestionar nuestros pensamientos y en general, procurar entrenar con una mente atenta y serena.

2-No sobreentrenar. Hace algun tiempo ya escribí un artículo entero sobre esta cuestión. En general lo que debe quedar claro es que a mayor intensidad y duración del entreno mayor será el tiempo de recuperación que necesitaremos.

3-Tomar suficientes calorias. Una buena recuperación significa rellenar y recompensar al músculo por su trabajo, una adecuada síntesis de proteinas es imprescindible para la mejora y readaptación muscular. Si andamos faltos de alimento el cuerpo interpreta la situación como de “famina o escasez”, enviando una serie de señales que no permiten a nuestras hormonas anabólicas favorecer el crecimiento muscular, si no todo lo contrario, provocando atrofia muscular y retención de grasa.

4-Tomar suficiente proteina. Para la recuperación del músculo es esencial, además de la ingesta calórica total que resaltaba en el punto anterior. Sin una buena fuente de proteinas de calidad nuestro músculo no puede repararse.

5-Dormir y descansar lo suficiente. Aunque la falta de sueño no impide la realización del entreno, sí dificulta su recuperación al aumentar la hormona del estrés cortisol, reducirse la producción de testosterona y la síntesis de proteinas a nivel muscular.

6-Zinc y Magnesio, ¡dos nutrientes claves! Por un lado, el zinc favorece la producción de testosterona que tan necesaria es tanto en hombres como en mujeres para un buen rendimiento deportivo. Alimentos como las ostras (las mejor fuente de zinc), la carne de cordero y de buey, las pipas de calabaza, las semillas de sésamo, las lentejas y garbanzos, son todos ellos buenos aportes de este nutriente esencial.
El Magnesio, otro super mineral que en tantísimas funciones es requerido por nuestro cuerpo, su necesidad todavia se ve aumentada si llevamos una vida activa. Un electrolito imprescindible y un nutriente indispensable para la producción de energia. Algunos ejemplos de alimentos ricos en magnesio serian el cacao, las pipas de calabaza y girasol, las espinacas y las acelgas.

7-Entrenar de forma regular. Para que nuestro cuerpo sea capaz de asimilar grandes entrenos y actividades nuevas necesita que haya un rodaje y un mantenimiento previo, una base a partir de la cual poder dar ese salto cualitativo que deseamos. La planificación es muy importante, estrategia que nos permite avanzar y mejorar, y a no caer muertos tras un gran esfuerzo! La recuperación por tanto esta condicionada por la dureza de nuestro entreno y la asiduidad con la que venimos ejercitándonos. Tiene que haber un ritmo y una dinámica! La vida misma así lo precisa cuando nos proponemos alguna meta, un nuevo reto.

Espero que os haya gustado y servido el artículo de hoy, conociendo y escuchando así cada vez más a vuestro cuerpo, pudiendo disfrutar de toda su capacidad y fuerza!

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone

Encuentra cuál es el mejor tipo de ejercicio para ti

¿Preparado para empezar a moverte después de las vacaciones? ¿Tienes ganas de hacer ejercicio pero no sabes cuál es el adecuado? No te preocupes, aquí citamos varios escenarios dependiendo de tus objetivos y estado físico para que sea más fácil tomar la decisión del tipo de ejercicio que puedes hacer.

Si no soportas el gimnasio

No tengas miedo. Aun así puedes ponerte en forma, porque moverte lo puedes hacer en cualquier sitio.

Da un paseo, monta en bici, escápate a la montaña o realiza una rutina de ejercicio al aire libre como en un parque utilizando el peso de tu propio cuerpo. También considera clases en grupo al aire libre. Seguro que se están realizando en tu propia ciudad.

Si no estás en forma

Tómatelo con calma y mira actividades que te proporcionen un estilo de vida activo.

Juegos como Wii Fit son una buena forma de hacer que alguien abandone el sofá y pruebe a hacer ejercicio. Haciendo algo que sea divertido hace que puedas inducir pequeñas dosis de ejercicio aumentando la intensidad de baja a moderada a medida que se va ejercitando.

No dejes pasar la oportunidad de moverte durante tu rutina diaria. Por ejemplo, lleva un contador y márcate el objetivo de hacer más pasos cada día.

Si eres una persona social

Si te gusta el gimnasio, considera asistir a clases de Zumba, de body combat, pilates, etc.   Considera unirte a grupos que organicen quedadas para salir a correr, andar o ir en bici. De esta forma tendréis algo en común y disfrutarás de lo social que puede ser hacer ejercicio al aire libre con otras personas.

Zumba-class

Si necesitas guía para tus entrenamientos

Considera contratar a un profesional que esté bien preparado, tenga experiencia y algo de reputación.

Muchos entrenadores personales están altamente cualificados y preparan entrenamientos para las necesidades particulares de cada uno haciendo planes especiales, por ejemplo a mujeres embarazadas, personas mayores o con alguna discapacidad.

Si no puedes permitirte un entrenador personal con sesiones privadas, plantéate juntarte con un amigo o dos, o formar parte de un grupo que haga ejercicio con un entrenador. Muchos entrenadores que dan clases a grupos, e incluso algunos empleados de gimnasios, están muy capacitados para ofrecerte ayuda.

Si no tienes tiempo

¿Trabajas mucho y te parece imposible sacar algo de tiempo para estar activo? No te preocupes, puedes hacer algo de ejercicio desde el trabajo.

Intenta hacer ejercicios desde tu escritorio como los que te proponemos en este post.

Si por el contrario, puedes ir al gimnasio, haz una rutina que incluya un circuito moviéndote de máquina en máquina sin parar. La clave está en no parar y mantener el ritmo cardíaco lo más alto que puedas.

Si no tienes presupuesto

No necesitas apuntarte a un gimnasio para hacer ejercicio.   Hay ejercicios que se pueden hacer en casa, en la oficina, en el parque o incluso en la playa. Es una forma barata, flexible y divertida de sacar adelante una buena sesión de ejercicio. Intenta diferentes tipos de ejercicios, como sentadillas,  abdominales, saltos, puentes, etc, con diferentes posiciones.

¿Quieres crear tu propio gimnasio en casa? No cuesta casi nada, sólo necesitas un par de bandas elásticas,  pesas, una pelota para la estabilidad para crear un sinfín de ejercicios.  ¿No tienes ni idea de qué hacer con este equipamiento? Internet es nuestro aliado, seguro que hay muchos videos y tutoriales con rutinas básicas y sencillas que podrás hacer. ¡Pruébalo!

home-exercises

Por supuesto no queremos olvidarnos de los centros creados para hacer ejercicio, que ofrecen una variedad de actividades sin coste o a muy bajo coste. Por ejemplo hay centro que ofrecen clases de tenis o pases de natación a un precio económico

Si necesitas un desafío

Lleva todo lo que estás haciendo al siguiente nivel. Si estás entrenando para ganar fuerza, inscríbete a un concurso. Si estás entrenando tu resistencia en cardio, apúntate a una maratón o media maratón, y si te gusta la variedad prueba un triatlón.

Lo que queremos decir es, márcate un gran objetivo personal, da igual si es una maratón o una escalada que te desafíe. Y después ese objetivo desglósalo en otros objetivos más pequeños y más alcanzables. Cuando te quieras dar cuenta estarás a un paso de alcanzar tu gran objetivo.

Flexibilidad 0

Estirar aumenta los movimientos, permitiéndote realizar más ejercicios y con mejores resultados.  Estos deberían de durar entre 20 y 30 segundos cada uno.

Si te aburres con facilidad

Mira ejercicios de cross training como ciclismo, natación y running.  Se recomienda cambiar la actividad principal cada 6-8 semanas. Y de forma alternativa mezclar cada entrenamiento.

Por ejemplo, en lugar de hacer 45 minutos de bici, haz solo 15 y luego otros 15 corriendo y otros 15 en un circuito. En el siguiente entrenamiento, métete en una clase en grupo para variar el entrenamiento.collage-triatlon

Recuerda que hacer ejercicio no tiene porqué ser de la forma tradicional y hacer solo cardio y pesas. Hoy en día las opciones son infinitas. Puedes bailar, patinar, jugar al frisbee, golf, etc

Lo importante es que te muevas, es la finalidad de todo.

Además, lo mejor es conectar con un grupo de gente y crear tu propia red social y con gente con la que acabarás teniendo una relación duradera. Es lo que te va a motivar a volver. Incluso con los miembros de tu trabajo puedes formar un grupo con el que hacer deporte y animaros los unos a los otros a estar activos y más si se incluye el factora “competición sana” en medio con retos como los que ofrece WeFitter 

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone

Entrenar con calor: errores que debes evitar

Correr en invierno presenta desafiantes retos para mantenerse motivado y salir a entrenar debido a que los días son más cortos, hace mucho frío, las carreteras no están en condiciones óptimas… pero realmente es el verano la estación que peor impacto tiene en nuestros entrenamientos.

Sí, sí, el solecito, el paisaje, la playa, etc hace que sea mucho más fácil salir por la puerta pero la verdad es que el calor, la humedad, las vacaciones y la falta de sueño repercute en tu plan de entrenamiento, especialmente si te estás preparando para alguna competición o carrera.

Ya que el verano es una de las estaciones más populares e importantes a la hora de entrenar, sobre todo si preparas alguna de las maratones que se celebran en estas fechas, es fundamental que prepares tus entrenamientos con objetivos realistas y que consideres que pueden presentarse dificultades.

Vamos a indicar 2 de los fallos más comunes que se cometen en esta época y cómo poder evitarlos. Así, ¡este año conseguirás todo lo que te propongas!

No ajustar tus entrenamientos a las horas adecuadas para tener una buena temperatura.

Entrenarás y correrás más despacio con el calor. Esto es un factor psicológico y es fundamental tenerlo en la mente cuando planifiques tus entrenamientos y puedas evaluar los resultados.

Cuando haces deporte la temperatura del cuerpo sube. Al principio, este aumento en la temperatura te ayuda a entrenar mejor por el incremento del flujo de la sangre y la forma en la que trabajan los músculos. De ahí la importancia de calentar antes de los entrenamientos.

Pero llegar a una determinada temperatura hace que tu cuerpo no pueda enfriarse por sí mismo y tiene que enviar flujos de sangre a la piel para mantenerla fría. Esto disminuye la cantidad de sangre disponible para transportar oxígeno a los músculos que estén en funcionamiento. Como resultado la habilidad para correr más rápido desciende considerablemente.

Por ello hay que ser realistas con el momento en el que sales a entrenar.

¿Solución? Evidentemente no salgas a correr a las 4 de la tarde porque te quedas en el sitio por el calor y riesgo de deshidratación. Busca momentos a primera hora de la mañana o a última del día cuando las horas de más calor ya han pasado.

-No recuperarse adecuadamente.

Tener una recuperación correcta en los meses de verano es un desafío enorme para la mayoría de corredores.  El principal factor que lo produce es la falta de sueño pero también influye el realizar otro tipo de deportes que te dejan cansado.

Falta de sueño: Como hemos indicado antes, para evitar el calor  hay que entrenar en horas con poca temperatura, eso significa que a veces tengas que levantarte incluso antes de que salga el sol.

¿Y ese tiempo de dónde lo sacamos? De las horas de sueño.  “Pues duermo antes” muchos pensaréis. Ese es el sentido lógico, si te levantas antes, te vas antes a la cama. Pero por norma general no se cumple y más porque aprovechamos el buen tiempo y las noches largas de verano para disfrutarlas, no para dormir.

Tampoco tienes el fin de semana para recuperarte, como puede pasar en invierno que te apetece quedarte en la cama y a lo largo del día sales a correr. En verano imposible. Tenemos el calor, ¿recuerdas?

Viajar y otro tipo de deportes: El verano es sinónimo de pasar tiempo con la familia para hacer senderismo, viajes a la playa y otro tipo de actividades y deportes. Sin embargo, estar activo todo el día o tener una sesión intensiva de playa y sol pasa factura al siguiente día porque acabamos cansados, aunque no lo parezca.

Evidentemente no vamos a dejar de divertirnos y pasarlo bien por entrenar, pero aquí vuelve a entrar el factor de la planificación y el ser realistas con tus expectativas.

Si te pasas todo el sábado en la playa o vas a hacer senderismo, no pretendas hacer una tirada larga el Domingo. Administra y ajusta tus entrenamientos.

¿Solución? Lo ideal sería programar una semana para descansar o añade un día de recuperación semanal en tu horario. Esto puede ayudarte a ponerte al día con las horas de sueño, disfrutar de un bonito día en la playa y evitar que sobreentrenes y te frustres por no progresar como querías.

Y tú, ¿qué pautas sigues para que no te pille el calor en verano?

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone

7 consejos para seguir en forma cuando viajas

Llega la época más deseada del año, las vacaciones. Eso implica en muchos casos tener que viajar y en muchas ocasiones mantener un ritmo saludable no es tarea fácil. Sufrir el jet lag, la falta de sueño al viajar, el estrés de los viajes pueden hacerte creer que tienes hambre o provocar cansancio. Pero para todo hay solución, y con estos consejos podrás seguir estando en forma y alimentándote de forma saludable incluso cuando viajes.

1. La hidratación es fundamental
Todos sabemos lo importante que es beber agua, pero ¿realmente nos lo tomamos tan en serio?  Es recomendable beber unos 2 litros al día. Muchas veces pensamos que tenemos hambre cuando en realidad lo que estamos es sedientos. Además, ayuda a limpiar nuestro organismo y hace que nos movamos para ir al baño.

2. No comas la comida del avión
Es comida precocinada y hará que te sientas pesado en el viaje. Mejor llevarte tus propios snacks caseros o fruta, tu cuerpo lo agradecerá.

comida-avion

3. Come cuando llegues al destino
Si te hinchas a comer en el avión, aterrizarás sintiéndote cansado, lleno y perezoso. No es que esta comida vaya a cambiar por completo tus horarios, pero ayuda a que te adaptes a la nueva hora.

4. Mueve tu cuerpo
No tienes que  ir al gimnasio o ponerte a  entrenar nada más llegar. Pero si puedes ir a dar un paseo, salir en bici o hacer un poco de yoga.

bici-viajado

5. Ve al supermercado 
Piensa en comprar frutas, verduras, frutos secos, huevos cocidos, etc. Así estarás prevenido para los antojos entre comidas o incluso para una comida completa. .

6. No tienes la obligación de acabar el menú

Hoy en día las raciones de los menús son muy abundantes. Las ganas de estar en un sitio nuevo y probarlo todo hacen que quieras probar diferentes cosas, y eso es bueno. Pero tampoco te sientas obligado a llegar tu estómago hasta reventar y sentirte mal.

7. Disfruta
Estas de vacaciones ¿no? Deja el móvil todo lo que puedas y disfruta del sitio al que has viajado. Relájate y disfruta de las vistas y de la compañía 😉

Y tú, ¿qué trucos sigues a la hora de viajar para seguir  estando activo y saludable?

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone

Yoga en la oficina: fácil y desestresante

Practicar yoga en la oficina puede ser divertido, innovador y relajante con muchos beneficios a largo plazo.  Trabajar delante del ordenador durante muchas horas puede producir dolores musculares en el cuello, hombros y espalda.

Los programas de reducción del estrés mente-cuerpo como el yoga u otros programas de bienestar, ofrecidos en el lugar de trabajo, han sido eficaces para reducir el estrés relacionado con el trabajo y ayudan con el ahorro en los costes de seguros.

Aprovechando que es el Día Internacional del Yoga, queremos presentarte 5 ejercicios de yoga  que puedes hacer en el escritorio en cualquier momento del día.
1. Giro espinal

Trae tu pierna derecha sobre su izquierda y gira tu cuerpo hacia el lado derecho. Trae tu brazo derecho a la parte posterior de tu silla y el izquierdo sobre la rodilla derecha.
Alargar el cuerpo con cada inhalación, a su vez en el giro un poco más con cada exhalación.
Quédate allí para respirar y luego cambiar de lado.

2. Estiramiento de la vaca

Trae tu brazo derecho sobre tu cabeza y tu brazo izquierdo detrás de tu espalda. Trate de abrocharse los dedos sobre la espalda, de lo contrario, sólo deje las palmas de las manos en la espalda.
Mantén esta postura de cinco a ocho respiraciones y luego cambiar de lado.

3. Brazos de águila

Trae tu brazo derecho sobre tu izquierda y plégalo, para que pueda agarrar las palmas de tus manos. Los codos deben estar en una línea con los hombros.
Desde allí alargar su cuerpo y amablemente traer tus brazos hacia el techo.

Esta postura afloja las muñecas y los hombros, por lo tanto, es la pose perfecta si estas todo el día en el ordenador.

4. Flexión delantero sentado

Trae tus palmas juntas en la parte posterior de tu cuerpo y dobla hacia adelante trayendo tus brazos al frente.

Este es un estiramiento agradable para los brazos, los hombros y las piernas.

5. Tobillo a la rodilla

Lleva el tobillo derecho sobre la rodilla izquierda y flexione los dos pies. Mantén la espalda recta e inclínate hacia adelante en la medida en que se sienta bien para usted.

Es un gran ejercicio para abrir tus caderas y estirar tu espalda.

Tómate cinco minutos para hacer estos ejercicios de yoga en la oficina, tu mente se despejará gracias a la respiración, serás más creativo y estarás más concentrado en tu trabajo. Esto además de sentir un descanso general en tu cuerpo.

Y tú, ¿cómo elevas tu productividad?

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone

6 ejercicios de peso efectivos para tu espalda

Hacer ejercicios de espalda no es sólo para tonificar como mucha gente piensa, también son muy efectivos para aliviar el dolor y poder  estirar después de una larga jornada de trabajo.

Muchos de nosotros tenemos un trabajo sedentario en el que estamos sentados horas y horas con una postura inclinada y haciendo presión en la columna. Además de hacer descansos para estirar el cuerpo a lo largo de la jornada, no viene nada mal añadir a tu rutina diaria estos ejercicios para mejorar la postura y  prevenir el dolor de espalda. Tener una espalda fuerte es importante ya puede proteger la columna vertebral, enderezarla y ayudarte a evitar esguinces.

Mucha gente cree que hay levantar pesos y hacer ejercicios en una barra para entrenar la espalda, pero no es así. Los ejercicios con el propio peso también son efectivos para fortalecer los músculos de la espalda.

Cómo hacer los ejercicios que Runtastic propone:
Escoge tres de los ejercicios. Haz 10-12 repeticiones. Mantén el plank durante 30-60 segundos. Haz tres sesiones por cada ejercicio con 90-120 segundos de pausa entre las sesiones.

1. Back Extensions

Woman doing back extensions.

2. Superman

Man doing a superman.

3. Quadruped Limb Raises

Man doing quadruped limb raises.

4. Plank

Man doing a Plank.

5. Superman Pull

Man doing superman pulls.

6. Lying Isometric Holds

Man doing lying isometric holds.

No olvides que es importante estar activo entre 30-60 minutos al día. Para ayudarte a ello, te proponemos unirte al Reto Runtastic,  y podrás ganar una suscripción anual gratis en Runtastic y que puedas practicar este y otro tipo de ejercicios.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone

HIIT vs LISS ¿qué entrenamiento es mejor?

Muchos de vosotros habréis oído algo referente a los entrenamientos HIIT o LISS y puede que estos términos suenen a chino.  Tranquilidad, no es nada del otro mundo, son dos tipos de ejercicios cardiovasculares con características y objetivos distintos:

HIIT es un entrenamiento por intervalos de alta intensidad

Entrenamiento de corta duración (20 minutos aproximadamente) y de alta intensidad. Consiste en alternar ejercicios cortos de esfuerzo muy alto (por encima del 90% de nuestra frecuencia cardíaca máxima o FCM)  con recuperaciones largas a un ritmo moderado (alrededor del 60% de nuestra FCM).

Este tipo de ejercicio es el adecuado cuando quieres definir tu cuerpo y quieres seguir perdiendo grasa sin perder músculo. Es un entrenamiento que ayuda a mantener la masa muscular.

entrenamiento-hiit-wefitter-blog

LISS es un  entrenamiento cardiovascular de baja intensidad y larga duración.

Ejercicio aeróbico de baja intensidad y larga duración en el que se sigue el  mismo ritmo  durante el ejercicio y  la  frecuencia cardíaca varía  poco.

Como es un entrenamiento de baja intensidad, lo podemos hacer durante más tiempo, 30-60 minutos.  Caminar, nadar con moderación, la máquina elíptica, subir escaleras… son ejercicios considerados de baja intensidad.

Este tipo de ejercicios son efectivos para perder peso o si te inicias en el mundo del deporte para poder empezar a trabajar tu cuerpo.Al mantener la intensidad baja en aproximadamente el 65% durante largos periodos de tiempo, tu cuerpo utiliza las reservas de grasa.

entrenamiento-liss-wefitter-blog

¿Cuál interesa realizar?

Depende del objetivo que tengas marcado, pero lo ideal sería combinar ambos. Está claro que el HIIT es un entrenamiento mucho más exigente que el LISS y con un porcentaje de quema de grasa bastante mayor, pero ahí es precisamente donde radica el problema, y es que el HIIT requiere de una forma física inicial mucho más exigente que lo hace complicado para personas que se están iniciando. Es en estos casos es donde se recomienda mayormente la practica de LISS para conseguir una buena base física, sin prestarnos a un trabajo ni recuperación excesivamente duros.

Y tú ¿qué tipo de entrenamiento haces?

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone

Las madres y sus típicas frases…

Las madres siempre están cuando las necesitas y  lo hacen todo por nosotros sin pedir nada a cambio. ¡Son unas Superwoman!

Se acerca el Día de la Madre y queremos celebrarlo recordando sus frases más típicas. Todo hay que decirlo, las madres siempre tienen respuesta para todo ?

¿Te suenan algunas de estas frases?

  • “Ni perros ni peras… Lo que yo diga y punto!”
  • “Como tenga que ir yo y lo encuentre…” – Y acababa encontrándolo 
  • ¡Avisa cuando llegues! luego ella contesta 10 h después… si tienes suerte ?

wefitter-whatsapp

Síguenos en Twitter o Facebook y comparte la frase típica de tu madre.  Sortearemos 2 packs de pulseras WeFitter( una para ti y otra para tu madre) entre los que compartan sus frases usando el hashtag #FrasedeMami  😛

pulseras-beactive-berewarded-wefitter

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone

Nunca es tarde para dejar a tu madre con la boca abierta

¿Aún pensando en qué regalarle a tu madre para el Día de la Madre? Una tarjeta hecha a mano con macarrones o un dibujo artístico estaba bien cuando estabas en el colegio, pero hoy en día tienes que currártelo de otra forma y tu madre se merece algo que a corto plazo no se desmorone. Da igual si tu madre es una cocinillas, si se está empezando a interesar por el yoga o se ha puesto seria a ir al gimnasio, te traemos unas cuantas ideas para que este año la dejes con la boca abierta con el detalle que vas a tener con ella. ¿Preparado?

Para la cocinillas

1- ¿Te imaginas poder tener tu propio huerto en casa? Ideal para saber exactamente que siembras lo que comes.  Estos kits de SeedBox son un original regalo para que tu madre tenga  al alcance las especias más demandadas y las hortalizas básicas a la hora de preparar tus platos favoritos.

huerto en casa- wefitter- blog

2- ¿Qué te parece currarte una comida casera? Esta no es la sugerencia más innovadora, pero para muchas madres, un regalo simple y sincero es mucho mejor que uno caro. Una deliciosa comida casera preparada con amor  y mucha conversación hacen un gran regalo de última hora.

Esas madres Fitness

3- ¿Tu madre quiere ser una yogui? Regálale un bono de clases para empezar de la mejor manera posible. Además de tener un adecuado equipamiento empezar rodeada de gente que te puede dar consejos y corregir las posturas es fundamental.  En Yogabody  puedes ir a la primera clase de forma gratuita o hay algunos gimnasios a los que se puede acudir un día de prueba gratis y asistir a sus clases ¿Por qué no ir con tu madre y empezar este hobbie juntos?

4- La hidratación es clave a la hora de hacer deporte. Tu madre es única y sería ideal que su botella de hidratación también lo fuera. Squeasy hace las botellas plegables personalizables más molonas del mercado.squeasy-wefitter5- ¿Le encanta pedalear? Consigue que tenga los últimos accesorios tecnológicos para su biciBikebitants cuenta con una amplia oferta de luces, cascos y accesorios que harán que tu experiencia urbana sea segura, cómoda y práctica.

¡Para la diosa de la casa!

6- Si hay algo mejor que las flores en el Día de la Madre, son las flores cualquier día del año. Los estudios demuestran que un jarrón de flores bonitas puede aumentar la productividad y la creatividad, y reducir la depresión y la ansiedad. Interflora te ayuda a transmitir los mejores deseos y sentimientos.

7- Vamos a relajarnos un poco, no hay nada mejor que un día en el spa para conseguir dejar la estresante vida cotidiana de un lado  Recibir un masaje ha demostrado reducir el dolor físico, aumentar el estado de ánimo y combatir el estrés general.

spa-wefitter-blog

8 –  Un cambio de look de vez en cuando no viene mal. Toda madre quiere  seguir sintiéndose guapa y radiante como siempre. Dale un empujón y mímala con Beautiful Box, la nueva caja de belleza  con un planteamiento único. Cada mes está tematizada con un look de maquillaje diferente y ofrece los productos necesarios para recrearlo.

¿Ya estás inspirado para hacer un regalo original y sorprendente este año por el Día de la Madre? ¿Tienes otras ideas? Déjanos un comentario y compártela con el resto de nosotros 😉

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone

¿Conoces las calorías que quemas al día?

Cada persona necesita una cantidad de calorías concreta para que su organismo pueda realizar las funciones metabólicas y para poder llevar a cabo las actividades del día a día. Conocer cuántas calorías se queman al día es interesante para revisar y controlar nuestra alimentación y escoger bien los alimentos que tomamos.

El metabolismo basal son las reacciones químicas que se producen en el organismo para que este pueda funcionar.  Por el simple hecho de estar respirando, nuestro cuerpo está consumiendo kilocalorías, lo que conocemos como energía. Estas calorías son extraídas de los nutrientes (hidratos de carbono, grasas y proteínas) que contienen los alimentos que consumimos.

Cuántas calorías se queman al día depende de la acción del metabolismo basal y de otros factores como realizar ejercicio o cualquier otro tipo de actividad física. Evidentemente, cuanto más nos movamos más calorías quemaremos a lo largo del día.

¿Cuántas calorías se queman al día?: diferentes actividades y gasto de calorías

El cálculo de las calorías que se gastan durante las diferentes actividades depende de diferentes parámetros, como el peso de la persona, la intensidad a la que se realiza la actividad y la duración de esta.

Estas son las calorías que gastaría una persona de 60kg que realiza estas actividades durante 1 hora:

Kcal                       Actividad

57,6 kcal              Dormir

64,8 kcal              Estar sentado

68,4 kcal              Estar de pie

190,8 kcal            Limpieza intensa

64,8 kcal              Conducir un vehículo

158,4 kcal            Conducir una moto

345,6 kcal            Bicicleta estática (100W), esfuerzo ligero

158,4 kcal            Estiramientos, yoga

219,6 kcal            Pilates

219,6 kcal            Subir escaleras sin peso

442,8 kcal            Natación

176,4 kcal            Caminar a 4km/h terreno llano

471,6 kcal            Correr trotar a 7,5km/h

 252 kcal             Gimnasia, baile

Si sabemos cuántas calorías se queman al día, podemos calcular las calorías que debemos consumir para conseguir mantener, ganar o perder peso.

Pero, ¿es realmente necesario contar las calorías de los alimentos? Contar las calorías de los alimentos y bebidas que tomamos quizás pueda servir para percatarse de qué clase de alimentos y bebidas tomamos a diario, aunque es mejor no tener que contarlas. Lo ideal es que nos fijemos en la calidad de los alimentos y de las bebidas que consumimos.

Pese a que dos alimentos puedan aportar las mismas calorías, estas no tienen por qué ser iguales. Unos frutos secos pueden ser muy calóricos, pero estas calorías serán de una calidad superior a las de unos bollos con la misma cantidad calórica.

Lo mejor es mantenernos activos, disfrutar de las actividades que realizamos y consumir alimentos y bebidas saludables para que nuestro cuerpo funcione correctamente y nos podamos sentir bien.

Fuente: Lékué Blog

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone