wefitter-running-blog

Empezar a correr después de un largo descanso

¿Estás listo para volver a correr después de un largo descanso? Da igual si hace mucho que no corres por una lesión, porque estabas ocupado o por falta de motivación. Lo que necesitas son unos cuantos consejos para volver a correr como el primer día.

-Únete a un grupo
Si solías correr en solitario antes de tu descanso, intentar correr en grupo puede aumentar tu motivación para empezar de nuevo. Si quieres saber los beneficios de entrenar en grupo podéis leer el artículo que escribimos sobre ello.

-Sigue un horario de entrenamiento
Cuando empezaste a correr, seguro que seguías un entrenamiento para principales que te enseñaba cómo correr y te ayudaba a estar motivado. Aunque tengan experiencia, hay muchos corredores que han estado un buen tiempo parados y consideran seguir un plan de entrenamiento para principiantes una buena idea para que puedan establecer un hábito regular para correr y evitar lesionarse.

-Realiza entrenamientos cruzados
Hacer otro tipo de deporte los días que no sales a correr aumentará tu resistencia y fuerza sin la necesidad de correr demasiado y arriesgarte a tener una lesión. Por ejemplo, puedes nadar, salir en bici, hacer yoga, pilates, entrenamiento de fuerza… Es interesante realizar actividades que puedas disfrutar para que no te canses rápidamente y lo compagines con salir a correr.

-Evita el sobreentrenamiento
Si no sigues un plan de entrenamiento, asegúrate de que controlas los kilómetros que haces para que no entrenes demasiado y te puedas lesionar. Durante las primeras semanas no corras dos días seguidos. No incrementes tu kilometraje semanal más de un 10% por semana. Mantén todas tus carreras a un paso poco forzado al menos las 6-8 primeras semanas, hasta que tengas una base para correr establecida.

-No te desesperes
Puede ser un poco frustrante pensar sobre tus pasados objetivos conseguidos y como están fuera de tu alcance en el momento de comenzar. Pero no te machaques por eso y no te pongas presión para conseguir tu nivel anterior. Fija nuevos y pequeños objetivos para que puedas sentirte mejor al alcanzarlos y vayas consiguiendo más confianza a medida que continúas corriendo. Habrá suficiente tiempo para entrenar y trabajar en superar tus anteriores objetivos. Simplemente trata de disfrutar el salir a correr mientras vas volviendo a construir la forma física que tenías de una forma gradual y segura.
Y tú, ¿alguna vez has estado tiempo sin correr? ¿qué consejos añadirías?

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone