tipos-ejercicios-wefitter-blog

Encuentra cuál es el mejor tipo de ejercicio para ti

¿Preparado para empezar a moverte después de las vacaciones? ¿Tienes ganas de hacer ejercicio pero no sabes cuál es el adecuado? No te preocupes, aquí citamos varios escenarios dependiendo de tus objetivos y estado físico para que sea más fácil tomar la decisión del tipo de ejercicio que puedes hacer.

Si no soportas el gimnasio

No tengas miedo. Aun así puedes ponerte en forma, porque moverte lo puedes hacer en cualquier sitio.

Da un paseo, monta en bici, escápate a la montaña o realiza una rutina de ejercicio al aire libre como en un parque utilizando el peso de tu propio cuerpo. También considera clases en grupo al aire libre. Seguro que se están realizando en tu propia ciudad.

Si no estás en forma

Tómatelo con calma y mira actividades que te proporcionen un estilo de vida activo.

Juegos como Wii Fit son una buena forma de hacer que alguien abandone el sofá y pruebe a hacer ejercicio. Haciendo algo que sea divertido hace que puedas inducir pequeñas dosis de ejercicio aumentando la intensidad de baja a moderada a medida que se va ejercitando.

No dejes pasar la oportunidad de moverte durante tu rutina diaria. Por ejemplo, lleva un contador y márcate el objetivo de hacer más pasos cada día.

Si eres una persona social

Si te gusta el gimnasio, considera asistir a clases de Zumba, de body combat, pilates, etc.   Considera unirte a grupos que organicen quedadas para salir a correr, andar o ir en bici. De esta forma tendréis algo en común y disfrutarás de lo social que puede ser hacer ejercicio al aire libre con otras personas.

Zumba-class

Si necesitas guía para tus entrenamientos

Considera contratar a un profesional que esté bien preparado, tenga experiencia y algo de reputación.

Muchos entrenadores personales están altamente cualificados y preparan entrenamientos para las necesidades particulares de cada uno haciendo planes especiales, por ejemplo a mujeres embarazadas, personas mayores o con alguna discapacidad.

Si no puedes permitirte un entrenador personal con sesiones privadas, plantéate juntarte con un amigo o dos, o formar parte de un grupo que haga ejercicio con un entrenador. Muchos entrenadores que dan clases a grupos, e incluso algunos empleados de gimnasios, están muy capacitados para ofrecerte ayuda.

Si no tienes tiempo

¿Trabajas mucho y te parece imposible sacar algo de tiempo para estar activo? No te preocupes, puedes hacer algo de ejercicio desde el trabajo.

Intenta hacer ejercicios desde tu escritorio como los que te proponemos en este post.

Si por el contrario, puedes ir al gimnasio, haz una rutina que incluya un circuito moviéndote de máquina en máquina sin parar. La clave está en no parar y mantener el ritmo cardíaco lo más alto que puedas.

Si no tienes presupuesto

No necesitas apuntarte a un gimnasio para hacer ejercicio.   Hay ejercicios que se pueden hacer en casa, en la oficina, en el parque o incluso en la playa. Es una forma barata, flexible y divertida de sacar adelante una buena sesión de ejercicio. Intenta diferentes tipos de ejercicios, como sentadillas,  abdominales, saltos, puentes, etc, con diferentes posiciones.

¿Quieres crear tu propio gimnasio en casa? No cuesta casi nada, sólo necesitas un par de bandas elásticas,  pesas, una pelota para la estabilidad para crear un sinfín de ejercicios.  ¿No tienes ni idea de qué hacer con este equipamiento? Internet es nuestro aliado, seguro que hay muchos videos y tutoriales con rutinas básicas y sencillas que podrás hacer. ¡Pruébalo!

home-exercises

Por supuesto no queremos olvidarnos de los centros creados para hacer ejercicio, que ofrecen una variedad de actividades sin coste o a muy bajo coste. Por ejemplo hay centro que ofrecen clases de tenis o pases de natación a un precio económico

Si necesitas un desafío

Lleva todo lo que estás haciendo al siguiente nivel. Si estás entrenando para ganar fuerza, inscríbete a un concurso. Si estás entrenando tu resistencia en cardio, apúntate a una maratón o media maratón, y si te gusta la variedad prueba un triatlón.

Lo que queremos decir es, márcate un gran objetivo personal, da igual si es una maratón o una escalada que te desafíe. Y después ese objetivo desglósalo en otros objetivos más pequeños y más alcanzables. Cuando te quieras dar cuenta estarás a un paso de alcanzar tu gran objetivo.

Flexibilidad 0

Estirar aumenta los movimientos, permitiéndote realizar más ejercicios y con mejores resultados.  Estos deberían de durar entre 20 y 30 segundos cada uno.

Si te aburres con facilidad

Mira ejercicios de cross training como ciclismo, natación y running.  Se recomienda cambiar la actividad principal cada 6-8 semanas. Y de forma alternativa mezclar cada entrenamiento.

Por ejemplo, en lugar de hacer 45 minutos de bici, haz solo 15 y luego otros 15 corriendo y otros 15 en un circuito. En el siguiente entrenamiento, métete en una clase en grupo para variar el entrenamiento.collage-triatlon

Recuerda que hacer ejercicio no tiene porqué ser de la forma tradicional y hacer solo cardio y pesas. Hoy en día las opciones son infinitas. Puedes bailar, patinar, jugar al frisbee, golf, etc

Lo importante es que te muevas, es la finalidad de todo.

Además, lo mejor es conectar con un grupo de gente y crear tu propia red social y con gente con la que acabarás teniendo una relación duradera. Es lo que te va a motivar a volver. Incluso con los miembros de tu trabajo puedes formar un grupo con el que hacer deporte y animaros los unos a los otros a estar activos y más si se incluye el factora “competición sana” en medio con retos como los que ofrece WeFitter 

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone