Engánchatelo donde quieras (y empieza a sumar puntos)

Hace un par de semanas Roger del Sol, uno de los dos pirados que decidieron montar esto de Wefitter, decidió colocarse en la muñeca el Misfit Shine. Los que practicáis deporte y a la vez sois unos frikis de la tecnología probablemente ya hayáis oído hablar de este nuevo ‘wearable’ diseñado por una startup de Silicon Valley, pero el resto de la humanidad, no.

Misfit es un dispositivo superligero, de forma esférica, que cuantifica el ejercicio realizado por el usuario – kilómetros andados, calorías consumidas, etc – además de medir los ciclos de sueño. A diferencia de otros ‘wearables’ , Misfit no es una pulsera. Está diseñado para que puedas engancharlo a cualquier parte:  a la solapa de la bamba, en el cuello de la camisa, a un brazalete de silicona, como si fuera un reloj,  o dentro de los calzoncillos (es solo una sugerencia).  [youtube https://www.youtube.com/watch?v=KNwDWjaxqGo&w=530&h=400]

shinePara comprobar cómo llevas tu ejercicio diario  le das un toquecito- suave- a tu Misfit Shine y verás que una serie de puntos que rodean la esfera se iluminarán. Son los puntos de esfuerzo. En el caso de que hayas sido un vago y no hayas movido el culo en todo el día, se iluminarán unos pocos, indicando que todavía te quedan algunos kilómetros por andar para cumplir tu objetivo. “Misfit te permite marcar tus propios objetivos de esfuerzo. Yo, por ejemplo, me he marcado el máximo, 1.600, que es lo normal para alguien que practica deporte a diario”, explica Roger, a quién es fácil que encontréis corriendo o en bici por las calles de Barcelona. En dos semanas Roger no se ha sacado el Misftit en ningún momento, ni siquiera para bañarse en la piscina, ya que el dispositivo es sumergible. “El punto fuerte de Misfit es el hardware y el diseño”, añade el cofundador de WeFitter. El otro punto fuerte de Misfit está muy claro: a  partir de esta semana, todo el ejercicio que contabilices con tu Misfit te servirá para acumular puntos WeFitter y optar a los diversos regalos y descuentos que ofrece la plataforma. ¡Yupi!

Para conseguirlo, el procedimiento es simple:

Uno: pedir por el morro que te regalen un Misfit Shine o olvidarte de que eres un raca y comprártelo tu mismo (en la tienda online lo venden por 99,99 dólares).

Dos: Conectar el Misfit a tu móvil via Bluetooth para configurar tus objetivos de esfuerzo.  

Tres: Empezar a hacer ejercicio, aunque sea andar un poco o hacer unas brazadas en la piscina municipal… ¡Podemos! 

Cuatro: conectarte a WeFitter, indicarnos que eres usuario de Misfit y empezar a sumar puntos y ganar premios.

 

Cuando no estés haciendo ejercicio, piensa que Misfit da bastante el pego. “Queda bien. Tiene un diseño bonito, y además es un reloj”, comenta Roger, mostrando el elegante Misfit de colores grises que luce en su muñeca. upgrade_your_shineDos toquecillos y te dice la hora y cómo llevas tu rutina de ejercicios; tres toquecillos y te informa de tu curva de sueño, es decir, si has dormido poco, si tu sueño es profundo o no … (irse a la cama con el ordenador y una serie no creemos que ayude a mejorar tu curva, pero mola). 

Por cierto, una  anécdota curiosa: el nombre ‘Misfit’ – algo así como ‘inadaptado’ o ‘raro’- es en honor a Steve Jobs, que murió el mismo día que se fundó la empresa. Está inspirado en un anuncio publicitario de Apple que dio inició a la campaña  “Think Different”: “Here’s to the crazy ones. The misfits. The rebels. The troublemakers. The round pegs in the square holes.”

Y quién no es un poco ‘misfit’ hoy en día? Ya lo decía un filósofo conocido cuyo nombre he olvidado completamente, “cuando te encuentres pensando igual que las masas, detente y piensa”. 

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone