“Tenemos en el punto de mira el sector wellness” – Entrevista a Salvador Alcover, director general de Garmin Iberia

Salvador Alcover, director general de Garmin Iberia
Salvador Alcover, director general de Garmin Iberia

Salvador Alcover es el director general de Garmin Iberia, filial española de la conocida multinacional norteamericana de tecnologías de navegación por satélite. Garmin desarrolla dispositivos electrónicos y aplicaciones de navegación para el sector de la automoción, aviación, náutica, deporte y ocio: desde aparatos GPS a pulseras con sensores integrados para cuantificar los kilómetros realizados practicando el running.

Licenciado en Náutica y piloto de la Marina Mercante, Alcover se incorporó a la compañía en el año 2008, poco después de que Garmin apostase por absorber a su distribuidor para el mercado español,  Electrónica Trepat. Actualmente  Garmin Iberia, principal esponsor de la Triatlón de Barcelona, ocupa las antiguas instalaciones de Electrónica Trepat en un polígono industrial de Badalona.

 

Garmin está presente en 35 países. ¿Qué peso tiene el mercado español?

El mercado español representa en torno al  3% de la facturación global de Garmin, sin contar las ventas de dispositivos para aviación, que comercializamos a través de un distribuidor especializado. Tenemos presencia directa en España desde el año 2007, cuando la dirección de la empresa [la central está en Kansas City] decidió iniciar un proceso de integración vertical para controlar toda la cadena de valor, desde la fabricación a la distribución, acercándose más a las necesidades del usuario final. La manera de llevar a cabo este proceso era mediante la absorción de sus distribuidores en cada país. Así mantenían el personal local y su know-how.

 

¿Las filiales participan en el proceso de innovación de Garmin?

Sí. Uno de los éxitos de Garmin es acercarse al usuario final – como los deportistas – a partir de los distribuidores. En nuestras oficinas escuchamos y recogemos todas las opiniones, críticas y valoraciones de los usuarios finales, y así podemos añadir nuevas prestaciones y características técnicas a nuestros equipos. Hemos hecho alguna innovación a nivel local: por ejemplo, un GPS para hacer el Camino de Santiago, y otro para “boletaires” (recogedores de setas). Además, nuestros dispositivos también están adaptados para funcionar con Glonass, la alternativa rusa al GPS (americano).

 

¿Lo vuestro es el hardware o el software?

Hacemos las dos cosas. Vendemos cerca de 100.000 equipos al año, muchos de ellos llevan integrado un programa de cartografía que adquirimos a terceros, como el Institut Cartogràfic de Catalunya, (ICGC). La calidad de los mapas del ICGC es excepcional, pero está limitada al territorio catalán. A la hora de escoger proveedores de software es crítico el precio de las licencias de uso, es lo que nos permitirá o no ser competitivos. A parte, en España existe un problema grave con la piratería. Internet es una red abierta y es muy fácil descargarse información de forma ilegal. Nuestros equipos de montaña, por ejemplo, llevan incorporada una cartografía básica y después, por un precio adicional, puedes adquirir un pack especializado de cartografía alpina, que es el que nos pueden piratear.

 

¿ Quien necesita un GPS en el coche cuando todo el mundo lleva el Google Maps en el móvil?  

La calidad y las prestaciones no son las mismas. Si voy en moto, necesito un GPS resistente a la intemperie. Con el smartphone, además, dependes de si hay o no conexión a Internet. De todas maneras, no vemos el smartphone como un competidor, sino como un compañero de trabajo.

 

Se incorporó a Garmin en el 2008, e pleno inicio de la crisis. ¿Qué ha cambiado?

La náutica es uno de los sectores más afectados por la crisis, mientras que el outdoor y el fitness son los que más crecen.  Ahora tenemos en el punto de mira el sector wellness, salud y bienestar: así ampliamos nuestro mercado a la gente que no hace deporte o que no está haciendo deporte. Todos los datos quedan registrados en Garmin Connect, nuestra red, donde puedes tener todos tus aparatos Garmin conectados, compartir datos con otros usuarios, descargarte rutas…  Hace poco lanzamos Vivofit, una pulserita que cuantifica los pasos que haces, las calorías que quemas, las pulsaciones … y te va marcando objetivos.

 

¿Es la apuesta de Garmin por el sector ‘wearables’? Según la consultora Endavour partners, los usuarios de estos dispositivos se quejan de la incomodidad de tener que cambiar la batería…

Nosotros hacemos equipos de calidad, con una elevada precisión de datos, no queremos dispositivos que duren poco.  Hemos estado haciendo pruebas con el Centro de alto Rendimiento de Sant Cugat (CAR) para validar la Vivofit. La pulsera proporciona información específica, pero no entramos a valorarla. El médico es quién se ha de encargar de esto. Él puede recomendarte que lleves la Vivofit.

 

Vuestros dispositivos GPS pueden ayudar a popularizar deportes más minoritarios, como la náutica o el golf?

Existen muchos prejuicios contra estos deportes. Si la náutica fuese un deporte de ricos no hubiese salido tan afectada por la crisis. En España, el 85% del parque náutico son barcos pequeños, de menos de 10 metros de eslora. En golf somos líderes, el reloj Garmin te dice los metros que te faltan para alcanzar el hoyo, te recomienda la madera que has de usar… Gracias a nuestros dispositivos, sobre todo los adecuados para eportes al aire libre, mucha gente está descubriendo nuevas aficiones y transmitiéndosela a sus hijos. Te aportan seguridad. ¿No te has perdido alguna vez por el bosque? Lo pasas fatal. El GPS Garmin te lleva hasta el coche. No necesitas ser un experto en montaña. En cambio, entender un mapa de Google Maps es difícil si no sabes orientarte. En el barco, enciendo el piloto automático de mi Garmin y puedo hacer más caso a mi esposa!  Nuestros equipos de navegación aportan seguridad y generan más afición alrededor de un deporte.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone