WeFitter Miquel Pucurull

“Empecé a correr a los 40 porque estaba gordo”

Entrevista a Miquel Pucurull, corredor de maratones de 77 años. Acaba de publicar Mai no és tard (Columna, 2016)

Andrea Rodés– Miquel Pucurull dice que de niño no era muy deportista. “Jugaba a básquet, el deporte para los que no se nos daba bien el futbol”, recuerda entre risas este jubilado barcelonés de cuerpo fibroso y sonrisa afable. A sus 77 años, Pucurull sale a correr a diario por la avenida Diagonal y ha participado en 45 maratones. Lo curioso es que todas ellas se concentran a partir de su 40 cumpleaños, la edad en que empezó a correr. “Hacía diez años que no hacía deporte. Trabajaba mucho, iba muy estresado y estaba muy gordo. ¡Hay fotos en las que no me reconozco!”, recuerda Pucurull, que en aquella época trabajaba de comercial en una empresa de material de oficina y se pasaba gran parte de la semana viajando. Tanto él como su esposa estaban cada vez más preocupados por el deterioro de su salud. “Llegaba a casa por las noches y me decía a mí mismo: Miquel, si sigues así, no vas a llegar a viejo”, recuerda Miquel, mientras tomamos un café en el bar de debajo de su casa, cerca de la estación de Sants.

Una mañana, hojeando el periódico, Pucurull topó con un artículo de Ramón Oliu, un ingeniero químico catalán que había vivido muchos años en Nueva York y se había enamorado de las maratones y carreras de fondo que se celebraban en Estados Unidos. En el artículo, Oliu – que más adelante se convirtió en el impulsor de la primera Maratón de Barcelona– informaba sobre un nuevo método pensado para facilitar la afición a correr a aquellas personas acostumbradas a una vida sedentaria. “Mi esposa se presentó en la redacción del periódico para informarse y al llegar a casa del trabajo me encontré el folleto explicativo encima de la mesa”, recuerda. El método propuesto por Oliu era muy sencillo: se trataba de un programa de ejercicios que debían seguirse a diario durante doce semanas, y que iban subiendo de intensidad a medida que avanzaban los días. “Decidí probarlo ese verano, aprovechando unas vacaciones en familia en Gijón, en la playa”, explica Pucurull, que todavía conserva el folleto. “El primer ejercicio de todos implicaba alternar un minuto ‘trotando” y un minuto andando, cinco veces seguidas. “Como podrás imaginar, esperaba con ansias el minuto de caminar”, bromea Miquel, recordando las primeras rondas de ejercicios en la playa junto a su hija mayor, que más adelante se convirtió en maratonista de alto nivel. A pesar del sufrimiento inicial, Pucurull siguió el método a rajatabla “porque funcionaba de verdad, empecé a adelgazar”, dice. Y así, sin saber muy bien cómo, acabó enganchado a correr y en menos de un año participó en su primera maratón, la de Barcelona.

WeFitter Miquel Pucurull
Foto: A.R

“No es muy recomendable participar en una maratón solo siete meses después de empezar a correr por primera vez en tu vida, me cansé mucho”, dice, riendo. Miquel asegura sentirse en plena forma. “Hacer deporte es fundamental para la gente mayor, tanto a nivel físico como espiritual, es como hacer terapia”, insiste el atleta, que durante todos estos años iba a entrenar por la montaña de Montjuic. “Llegaba a casa de trabajar, fuese la hora que fuese, me ponía las bambas y salía disparado montaña arriba. Al regresar, los problemas del trabajo parecían menos importantes”, recuerda.  Ahora que está jubilado, Pucurull prefiere correr por las mañanas. Corre por la Avenida Diagonal, que tiene menos subidas y bajadas, y tiene diversas rutas marcadas, según la distancia que le apetezca entrenar. “Cuando estás empezando a correr es importante no pasarse. Hay que ir a un ritmo que te permita hablar con el de al lado o, si vas solo, que te permita cantar una canción. Sino, es que estas forzando”, dice.

WeFitter Miquel Pucurull
Foto: A.R

Para entrenar, Miquel no utiliza aplicaciones móviles ni pulseritas digitales para cuantificar el ejercicio, pero cualquier invento que sirva para fomentar el ejercicio como WeFitter le parce una buena idea. “Lo que sí llevo son auriculares, me gusta correr mientras escucho tertulias de la radio”, dice. Su asignatura pendiente son los estiramientos, que normalmente reduce al mínimo. “Por suerte, no he tenido ninguna lesión grave”, comenta Miquel. El único obstáculo que le impidió correr durante seis meses fue una lesión en la rodilla, en el año 2012, que no tuvo nada que ver con correr. “Me caí de las escaleras mecánicas después de una reunión con el Ayuntamiento y los organizadores de la Maratón de Barcelona”, recuerda.

Pucurull es un miembro activo del comité promotor de la Maratón de Barcelona, que este año espera reunir más de 20.000 participantes de todo el mundo. Pucurull también es un defensor del “Run for charity”, estrategias para recaudar dinero por una causa solidaria antes de participar en una maratón. Pucurull ha corrido dos años en la Maratón de Barcelona por la Diabetes Infantil, una enfermedad que padece una de sus nietas. Este marzo será el tercero. Los beneficios de su nuevo libro, Mai no és tard, en el que cuenta sus vivencias personales para inspirar a la gente mayor a lanzarse a correr, también irán destinados a esta causa.

WeFitter Miquel Pucurull
Foto: A.R

WeFitter Miquel Pucurull

Método para empezar a correr. De su libro “Mai no és tard”

A partir de los 60, sino haces ejercicio físico te vas para abajo directamente”, insiste Pucurull, que en sus ratos libres se dedica a dar conferencias y charlas para promocionar el ejercicio físico entre la gente mayor. “Hacer deporte es fundamental para mantener el estado anímico, sobre todo cuando te haces mayor. A los veinte minutos de correr, tu cuerpo genera endorfinas que te hacen sentir feliz”.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone