Gimnasia laboral: sencillos ejercicios en la oficina

¿Eres de los que se pasan horas y horas sentado en la oficina por trabajo? Hacer ejercicios en la oficina es cada vez más normal. En este artículo te presentamos sencillos ejercicios para hacer en la oficina y mantenerse en forma.

La Gimnasia Laboral consiste simplemente en realizar ejercicios en la oficina, aprovechando al máximo los pocos recursos que tienes a tu disposición. No llevas la ropa adecuada, ni tienes mucho tiempo, pero no estás dispuesto a vivir un sedentarismo de oficina.

Los beneficios de estos ejercicios en la oficina son relajarse cuando necesites descansar, eliminar el estrés, y prevenir y aliviar dolores de espalda y de cabeza.

Ejercicios en la oficina para pies y piernas

  • Levantar los dedos de los pies manteniendo los talones firmemente en el suelo. Aunque este ejercicio se puede hacer de pie, funciona muy bien sentado.
  • Carrera en el sitio.  Mover rápidamente los pies sin moverse del sitio, simulando una carrera, sentado durante 30 segundos. Repetir varias veces.
  • Usar las escaleras. Para que sea más duro, subir corriendo, o intentar subir los escalones de dos en dos
  • Elevaciones de gemelos. Ponerse frente a un escritorio u otro tipo de mueble al que podamos agarrarnos para balancearnos. Levantar los talones del suelo y bajarlos lentamente. Repetir varias veces
  • Al caminar, dar el paso lo más amplio que se pueda e impulsarse hacia adelante
  • Ponerse en cuclillas. Orientar los dedos de los pies hacia afuera y adoptar una postura cómoda. Lentamente doblar las rodillas en la dirección de los dedos. Cuando ya se pueden ver los dedos de los pies, volver a ponernos de pié lentamente. Este puedes probarlo cuando vas al baño o en la zona de descanso.

Ejercicios en la oficina para manos y brazos

  • Levantar ambos brazos por encima de la cabeza durante 30 segundos.
  • Elevar los hombros. Levantar un hombro llevándolo hacia la oreja, mantener la postura y, luego, relajar. Repetir, alternando los hombros.
  • Extensiones de muñecas. Estirar un brazo hacia delante con la palma de la mano hacia arriba. Con la otra mano, agarrar los dedos y tire ligeramente hacia abajo para estirar el antebrazo. Especialmente útil para personas que utilizan mucho el teclado del ordenador.
  • Flexiones de tríceps. Colocar los brazos detrás de la espalda, apoyados sobre la silla y lentamente levantar nuestro cuerpo y volver a bajar.
  • Estiramientos de mano. Tensar y relajar los músculos en las manos. Cerrarlas en forma de puño, extender los dedos y doblar los dedos.
  • Hacer pesas con botellas de agua. Hacer levantamientos frontales o por encima de la cabeza y flexiones de bíceps. Cuanto más grande la botella, más difícil el ejercicio.

ejercicios-faciles-para-hacer-en-la-oficina

Ejercicio de torso en la oficina

  • Giros de espalda. Sentado en una silla, colocar el brazo derecho detrás de la cadera derecha. Girar a la derecha y mantener la postura. Alternar hacia ambos lados
  • Apoyar la espalda contra una pared y mover los pies alejándolos de la pared. Flexionar la rodillas. La pared debería estar soportando el peso de la espalda. Mantener la posición el mayor tiempo posible.
  • Contracción de glúteos. Tensar los músculos del trasero y mantener mientras contamos hasta 10.
  • Rotaciones de cuello. Bajar la barbilla y girar el cuello. Levantar la barbilla hacia arriba e inclinar el cuello a cada lado.

Y tú, ¿te animas a mover el cuerpo en el trabajo?

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone