Mejores prácticas para incentivar la actividad física en su empresa

Promover el ejercicio en la oficina puede incrementar mucho la productividad de los empleados. Conozca las mejores prácticas para implementar estos incentivos en su empresa.

  1. Ofrezca pausas durante el día

Varias investigaciones han demostrado que pequeñas pausas durante el día aumentan la productividad. Estimule a su equipo a que haga estas pequeñas pausas que pueden ser ir a recoger el almuerzo fuera, hablar con compañeros en el salón de pausa, dar una caminata por el barrio entre otros – incluso una parada de 2 o 3 minutos ayudaría mucho.

ejercicio-oficina-wefitter

  1. Reuniones caminando

Caminar y un poco de aire fresco no tiene que estar limitado a los momentos de pausa.  Además de los beneficios obvios que tiene coger un taza de café y hablar caminando, parece que también estimula la creatividad y la capacidad para resolver problemas. Comparta esta idea con sus empleados y empiecen a hacer reuniones caminando para romper la monotonía de las salas de reunión.

  1. Apps de Gamificación

Implemente una app de gamificación de ejercicio físico. En este tipo de herramientas es posible lanzar retos deportivos a sus empleados y dar una recompensa a los mejores. Va a estimular la competitividad y aumentar la motivación y puede medir el nivel de actividad física que hacen sus empleados.

“Por cada euro invertido en programas de promoción de salud, la empresa recupera hasta 4,8€ en absentismo y 5,9€ en costes de enfermedad”

  1. Mesas para trabajar de pie

Este tipo de mesas estás muy de moda en las oficinas en este momento y ahí una razón muy fuerte para ello. Parece que estar sentado durante todo el día es muy malo para el cuerpo humano y está relacionado con problemas de metabolismo lento y otros problemas de salud.

Por otro lado, implementar mesas altas para trabajar en pie ayuda a quemar calorías, a mejorar la postura y la salud en general.

mesas-trabajar-levantado-wefitter-blog

  1. Balón de Pilates como silla

No es para jugar aunque lo parezca al inicio. Cambiar la sillas tradicionales por un balón de Pilates obliga a que el cuerpo a mantenerse en equilibrio. Buscando este constante equilibrio los músculos de la espalda se fortalecen y evita típicos dolores provocadas por posturas incorrectas.

Ponga a disposición algunas de estas pelotas en la oficina y verá que el interés comenzará por intriga y continuará por comodidad.

  1. Participen en eventos de deporte

Esta actividad no sólo ayuda a mantener un equipo activo pero además estimula el espíritu de equipo. Puede ser una competición con otras empresas o equipos dentro de la propia empresa. Analice con qué deportes lo van a pasar mejor: fútbol, baloncesto, volleyball, etc.

Mejore la cultura de la empresa e incentive los empleados a que ellos mismos busquen este tipo de oportunidades.

“Según un estudio, 96% de los empleados cambiarían su comportamiento si les recompensaran.”

¿Quiere que en su empresa se implemente un programa de gamificación y bienestar?  Pídanos información

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone