mujeres-fitness-blog

Objetivo: ser mujer fitness, no delgada

En muchas ocasione es común querer estar más delgada e invertir más horas en el gimnasio para conseguirlo pero la realidad es bien diferente. Lo que se quiere conseguir es estar más en forma.

¿Dónde está la confusión? Bárbara de Trends & Fit nos lo explica:  la confusión radica en que muchas aún y llevando dietas muy restrictivas y bajas en nutrientes (error), siguen viendo que tienen una capa de grasa que no deja ver los abdominales (por ejemplo) y por este motivo, siguen pensando que deben adelgazar más… Pero no se trata de perder peso, se trata de reducir grasa a la vez que se mantenga o mejore la masa muscular.

Para ello, es aconsejable seguir estos 4 consejos

  1. Menos horas en el gimnasio pero mejor planteadas

Olvídate tener que ir cada día al gimnasio y estar todas las horas del mundo haciendo clases dirigidas…  Para empezar a moldear tu cuerpo y mejorar la masa muscular, los entrenos con pesas son aconsejables porque  ayudan a reducir grasa hasta 48 horas después del ejercicio y al acabar los entrenos cardio HIIT.

Esta combinación de entreno no te llevará mucho más de una hora y es una manera mucho más eficiente de reducir grasa que las largas sesiones de cardio sostenido para quemar grasa.

2. Para ser una mujer fitness no es necesario contar las calorías

Simplemente, debes llevar una dieta limpia con los nutrientes que necesitas en tu día a día y repartidos en el momento adecuado de la ingesta. Cuando se hace dieta, no se debe pasar hambre y además, los objetivos se deben marcar a medio y largo plazo. Estas son las dos reglas básicas para que puedas conseguir tus objetivos de forma saludable y además, de mantenerlo a lo largo del tiempo. Hacer una dieta es aprender a comer, a nutrirse y adaptar esos nuevos hábitos a vuestro día a día para toda la vida.

3. Comer hasta siete veces día

Es importante esta ingesta cada 3 ó 4 horas para mantener nuestro metabolismo activo (quemar más calorías), mantener la glucosa en sangre y así no llegar a la siguiente comida famélicas y comer cualquier cosa y de cualquier manera. Esto además evita que nuestro metabolismo acumule la comida en forma de grasa. El motivo es que ‘sabe’ que en tres horas recibirá más comida y que no es necesario almacenar por si acaso después no hubiese nutrientes…

4. Ser fitness es estar fuerte y sana

Cuando se realizan dietas muy restrictivas y bajas en calorías, se acaba perdiendo masa muscular, las formas tan bonitas que tiene la mujer y sobre todo, nuestro sistema inmunitario puede verse comprometido. También cambia el humor, el estado de ánimo, rendimiento, concentración,… y todo simplemente porque no se han planteado correctamente los objetivos, el plan de entreno y nutrición.

Así que, el objetivo es estar fuertes y sanas, no delgadas!!

Fuente: Trends & Fit 

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone