wefitter-alimentacion

¿Qué comer después de hacer ejercicio?

Todos nos preocupamos de qué alimentos debemos comer antes de realizar cualquier tipo de ejercicio, ya sea correr, ir en bicicleta, nadar, ir al gimnasio o cualquier otra actividad para mantenernos en forma. Generalmente, para lograr un mejor rendimiento y no sentirnos fatigados y sin energías durante nuestra rutina de ejercicios, se recomienda comer carbohidratos sanos y bajos en grasas como cereales, arroz, o pasta integral, yogurt o leche desnatada, frutas y verduras.

Sin embargo, muchos descuidamos la alimentación post-ejercicio y caemos en la tentación de comer cosas inadecuadas, altas en calorías y grasas, para recuperar energías, tirando por la borda todo nuestro esfuerzo.

La meta principal de una correcta alimentación e hidratación después de realizar ejercicio es proporcionarle a tu organismo la cantidad de nutrientes adecuados para que tengas una buena recuperación y mejores tu estado físico. Debe ser una alimentación equilibrada y nutritiva que aporte la energía necesaria, con alimentos de fácil digestión para una mejor absorción de todos los nutrientes.

Al terminar de hacer ejercicio debes consumir una proporción adecuada de carbohidratos y proteínas, evitando alimentos con un alto contenido en grasas y azúcares. Pan integral, jamón de pavo, queso fresco, yogurt desnatado, huevos, carnes con poca grasa, son algunos de los alimentos recomendados. También las manzanas, los frutos secos y las semillas como la chía son ideales para comer después de hacer ejercicios, además de ser buenos para tu salud, ya que son alimentos para bajar el colesterol.

Pero, ¿cuáles son los mejores alimentos para comer después de hacer ejercicio? Aquí te presentamos algunos de ellos:

Frutas: Después de una rutina de ejercicio es ideal comer frutas con alto contenido en agua para hidratar el cuerpo. Elige aquellas que sean ricas en vitamina C (cítricos, kiwis, manzanas y frutas del bosque), ya que ayudan a disminuir la fatiga y a mejorar el rendimiento físico. Además, ahora que vienen los meses de invierno, consumir estas frutas ayuda también a prevenir esos molestos resfriados.

wefitter-fruits-blog

Huevo.  El huevo es un alimento muy saludable para comer al completar una exigente rutina de ejercicio ya que tiene un alto contenido en proteínas, vitaminas y minerales. Debes prepararlo de la forma correcta para no perjudicar tu salud. Lo ideal es comerlo revuelto (con una cucharadita de aceite de oliva extra virgen), escalfado o pasado por agua. Y si llevas una vida saludable, consumirlo periódicamente no supone ningún problema para tu salud o tus niveles de colesterol.

Humus: Esta pasta de garbanzo molido es una excelente fuente de proteínas y carbohidratos para consumir después de la actividad física. Además, resulta un excelente sustituto para las personas que no consumen carne. Lo puedes comer acompañado de pan de pita o de crudités de tu verdura favorita de temporada como por ejemplo, las zanahorias, los pimientos, los pepinos o el apio.

wefitter-humus
Frutos secos: comer un puñado de frutos secos al terminar de hacer ejercicio es ideal para restaurar energías. Puedes llevar una bolsita o un envase pequeño de ellos siempre en tu bolso para tener a mano una ración de emergencia de carbohidratos y proteínas. Además de sus beneficios nutricionales, los frutos secos como las almendras y las nueces están recomendados como alimentos para bajar el colesterol y ayudan a regular la presión sanguínea.

wefitter-fruit-n-nuts

Carnes blancas. Comer pollo o pavo a la plancha te ayudará a obtener las proteínas necesarias para la reconstrucción muscular una vez terminado el ejercicio. Puedes acompañarlos de ensaladas de tu tipo de lechuga favorita o verduras al vapor.

Yogur. Este alimento también es una buena opción para consumir una vez terminado el ejercicio. Debes elegir uno desnatado, bajo en grasas y azúcares, y le puedes añadir cereales integrales y frutas del bosque. El yogur griego contiene un mayor porcentaje de proteínas, y resulta ideal para tus músculos.

Chía. Esta semilla está ganando cada vez más popularidad por sus muchas propiedades  y además es muy nutritiva. Tiene un alto contenido de minerales, vitaminas, fibra y ácidos grasos como Omega-3. Mézclalas con yogur desnatado y tendrás un alimento perfecto para después de entrenar.

La próxima vez que tengas un hambre atroz después de hacer ejercicio, recuerda que existen opciones más saludables que una hamburguesa o una chocolatina, que ayudarán a que tu cuerpo se recupere mejor y aproveche al máximo los nutrientes y también a que mejore tu rendimiento físico.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone