Tag Archives: salud

Sé egoísta y cambia tus prioridades

¿Te imaginas lo que podrías conseguir si antepusieras tus entrenamientos antes que nada?

Como esos actores y actrices que se ponen en forma para sus papeles, finge que solo te tienes que preocupar en comer sano, dormir lo suficiente y hacer ejercicio para llegar a esa forma física.

Es divertido pensar en el “y sí…” pero, ¿qué pasaría si fuésemos capaces de poner nuestros entrenamientos y nutrición antes que todo lo demás? La mayoría de personas responderían esa pregunta con algo como: “terminaría estando en la mejor forma física de mi vida pero no es posible. Verás tengo…”

  • Una mujer/marido/pareja
  • Niños/animales…
  • Un trabajo
  • No tengo dinero
  • Amigos/obligaciones/etc.

Pregunta a cualquiera y te dirán alguna de estas opciones u otras aún más originales de porque hacer ejercicio no puede ser una prioridad.

La filosofía para que el ejercicio sea una prioridad

Te retamos a pasar el siguiente mes dando prioridad al deporte.

Sí, sí, lo que lees. Tienes la oportunidad de ser todo lo egoísta que quieras si eso significa que vas a conseguir estos 3 objetivos:

  • No te perderás ni un solo entrenamiento. No valen las excusas
  • Vas a ingerir calorías saludables que te permitan alcanzar tu objetivo
  • Puedes decir que no a cualquier obligación que haga que no duermas lo suficiente o que no hagas ejercicio.

Cuando estás intentando crear hábitos saludables, especialmente si vas a poner todo tu empeño, es difícil permitirte ser egoísta cuando la sociedad y tus deberes te dicen “ el ejercicio no es una prioridad”.

Todos decimos “me encantaría ejercitar más”,  pero la realidad es esta: no es una prioridad lo que decimos, pero lo que hacemos es verdaderamente una prioridad. Por lo que date el lujo de ser egoísta. Va a ser un reto desafiar los hábitos y la presión social para conseguir el objetivo que te propongas.

¿Realmente no piensas que puedes dar prioridad a una rutina de ejercicio? Veamos un par de ejemplos de lo que puede pasar:

1- Entrenamientos

WorkoutPreparas un horario para entrenar cada semana y no hay nada que te impida completarla. Deja claro a tus compañeros de trabajo, amigos y a todos tus seres queridos que tus entrenamientos van antes que todo. Al menos por este mes.

Situación: Si estás atascado en el trabajo porque no tuviste un día tan productivo como esperabas, te levantas y te marchas para poder hacer ese entrenamiento.

¿Qué piensas que pasará? Tu mujer te pedirá el divorcio y serás despedido, o tus hijos empezaran a preguntar ¿dónde está papá? Después de todo, no hay manera de que encuentres tiempo para hacer todas las cosas que actualmente haces y tus entrenamientos y seguir siendo un padre 10 ¿a que no?

Lo que realmente sucede: Después de estar una semana marchándote del trabajo a tu hora sin terminar todo lo que tenías que hacer, empezaras a dejar de ser tan maniático con la administración de tu tiempo. Estás LLENO DE ENERGÍA debido a tus entrenamientos y aun así tienes tiempo para cuidar de tu familia. Tus hijos te ven como una inspiración y quieren ser como tú. La gente empieza a respetar el tiempo que le tienes que dedicar al gimnasio o a tus entrenamientos y no te molestan durante ese espacio temporal.

  1. Comidahealthy-eating-264023310

Necesitas consumir las calorías necesarias durante el día y tienes que consumir muchos vegetales y proteínas. Si viajas evita los restaurantes de comida rápida, gasta un poco más de dinero y come sano en un restaurante decente. ¿Cocinas en casa? ¡Perfecto! Tómate tu tiempo en ello.

-¿Qué piensas que va a pasar? No vas a durar ni 3 días. Vas a pasar TODO el rato cocinando, tus amigos y familia renegarán de ti por tus patrones de comida tan inusuales y los empleados de los restaurantes de comida rápida a los que tan frecuentemente ibas se olvidarán de tu nombre.

Lo que realmente sucede: Vas a gastar un poco más de dinero cuando sales a comer fuera y pasarás más tiempo cocinando, lo cual te obligará a usar sistemas para organizar tu tiempo de manera más eficaz. Después de explicarle a tus amigos y familia tus objetivos con todo esto que haces, empezarán a apoyarte.

  1. Descanso

Too earlyLlegó el momento de decirle a tus amigos que no tienes tiempo para jugar a la play hasta las 3 AM. Cierras tu ordenador y apagas la TV mucho antes de que te vayas a dormir para evitar quedarte dormido delante de la pantalla. Así evitarás esa sensación de quedarte pegado al sofá mientras ves la televisión y consigues dormir más de 7 horas.

-¿Qué piensas que pasará?  Te vas a perder todas tus series favoritas, tus amigos te odiaran y no tendrás tiempo de jugar a los videojuegos. No serás capaz de dormir sin la tele, oh sí, vas a echar TAAAANTO de menos eso.

-Lo que realmente sucede: Te das cuenta que el 95% de la basura que ves en la televisión es inútil y después de una semana no lo echarás de menos. Dejarás de necesitar un tanque de café por las mañanas. Las ojeras desaparecerán. Y lo mejor de todo es que aún tendrás tiempo para jugar a los videojuegos, a esos que molan tanto.

¡Pero esto no es posible!

Fijo que estás leyendo esto con los ojos como platos y pensando “no hay forma de hacer todo esto sin perder mi trabajo, mis amigos y enojar a mi familia”.

Lo entendemos, tampoco se está pidiendo que abandones a tus seres queridos y te vuelvas una mala persona, eso no es una opción. El mensaje que tiene que quedar claro es: NO DEBES PERDER NI UN ENTRENAMIENTO

Cuando pones tu salud antes que nada, después de una semana o dos verás como encuentras el tiempo para hacer todo lo que se tiene que hacer en tu vida. No hay nada fácil:

  • Requiere mucha disciplina
  • Probablemente tengas que perderte unas cuantas series de TV
  • Necesitarás ser más productivo en el trabajo
  • Necesitarás que tus amigos y seres queridos se suban al barco
  • Necesitarás dejarles claro a tus compañeros de trabajo que tienes que salir a la hora.

El objetivo es ser egoísta y establecer tu salud y ejercicio como una prioridad durante un mes. Mientras creas los hábitos para que después puedas vivir una vida saludable sin ningún esfuerzo.

¿Qué dices, te atreves con el reto?

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone

Pagar más por bebidas azucaradas ya es una realidad

La OMS propuso aumentar en un 20% el precio de los refrescos con azúcar para combatir la “epidemia global de obesidad y diabetes” y se están empezando a tomar medidas al respecto. 

El pasado 1 de mayo  abrir una lata de refresco o una botella de zumo en Cataluña es entre 8 y 12 céntimos más caro, y en algunos casos el producto se encarece hasta un 50%.  Lo único que se salva de esta subida son los zumos de fruta o verduras naturales o las leches sin edulcorantes.

impuesto-bebidas-azucaradas4

Sobran las razones para dejar de consumir bebidas azucaradas. Un 39% de los adultos de 18 años o más tenía sobrepeso en 2015. Además se estima que, en 2015, 42 millones de niños menores de cinco años tenían sobrepeso u obesidad y que, en los últimos 15 años, esta cifra ha aumentado en cerca de 11 millones. Este tipo de bebidas contribuyen al aumento del número de personas que presentan sobrepeso, obesidad, diabetes y caries dental. 

Una cosa está clara, y con una acción sola no se consigue nada. Si el impuesto no va acompañado de campañas de educación nutricional efectivas que solucionen los problemas de consumo lo que no se consuma por un lado se consumirá por otro.coca-cola-bebidas-azucaradas-wefitter-blog

Y es verdad que estamos ‘enganchados’ al azúcar.  Tenemos esta dependencia porque es muy agradable al paladar. Si a la ingesta de excesivas cantidades de azúcar, en muchos casos ‘encubierto’, le añadimos un extra de grasas saturadas y una escasa actividad física tenemos el cóctel perfecto para que nuestra salud se resienta.

Y tú, ¿qué opinas sobre esta medida que se ha empezado a implementar para reducir el consumo de estas bebidas?  ¿Crees qué se notará el cambio o la gente seguirá pagando lo necesario por poder abrir una lata de su refresco preferido?

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone

Coverfy te regala un seguro de automóvil gratis o un seguro completo de hospitalización

Coverfy es la primera app que organiza los seguros de todas tus compañías y te ahorra dinero optimizando tus precios y coberturas automáticamente ¡y gratis!

Si superas este reto y añades tus seguros a Coverfy, te regalamos un seguro de hospitalización completamente gratis, que te protejerá en caso de tener un accidente practicando uno de tus deportes favoritos o en cualquier otra situación.

Además, sortearemos un seguro para el automóvil ¡entre todos los participantes!

¡Supera el #RetoCoverfy haciendo 30 horas de ejercicio en 21 días y podrás ganar un seguro de automóvil gratis o un seguro completo de hospitalización! 

*Condiciones de la promoción: Reto WeFitter – Coverfy

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone

Necesitas dar 10.000 pasos al día y tener equilibrio emocional para tener una vida saludable

La Sociedad Española de Nutrición Comunitaria (SENC) ha estado actualizando las ‘Guías Alimentarias para la población española’. Para ello, ha considerado los problemas de salud más frecuentes con un enfoque de salud pública, los hábitos alimentarios más prevalentes, así como la práctica de actividad física y sedentarismo en nuestra población.

La tan conocida pirámide alimentaria ha cambiado y en su base plantea mantener estilos de vida saludables.  En su base, hay cosas que, sin ser alimentos, forman parte del concepto de dieta: emociones, deporte, hidratación y cocina.

piramide-estilosvida

10.000 pasos al día y cocinar con la técnica más sana

  • Actividad física: El ejercicio diario ya era una recomendación, pero ahora se concreta en dedicarle una hora al día. 10.000 pasos diarios puede ser un marco de referencia.
  • Equilibrio emocional: Nuestro estado de ánimo condiciona nuestras necesidades alimentarias. La tristeza puede quitarnos el apetito y la ansiedad puede hacer que comamos compulsivamente. Pero también el estado emocional se refleja a la hora de comprar, de elegir, de cocinar y de consumir. Por eso es importante intentar dejar a un lado el estado de ánimo cuando hablamos de alimentarnos.
  • Balance energético: Importante el equilibrio entre la ingesta energética y el gasto energético. En este equilibrio influyen el tamaño de la ración, la frecuencia de consumo (aconsejable 5 tomas diarias) o la importancia del momento para comer.
  • Técnicas culinarias saludables: Cómo cocinemos repercutirá en nuestra salud. La técnica de cocina sana más efectiva es la cocción al vapor, pero también los hervidos, la plancha o el horno siempre mejor que la fritura. Se recomienda usar recipientes de cristal y herramientas para manipular los alimentos que sean de silicona.
  • Beber agua: Alcanzar, como media al día, los 2 litros
piramida alimentaria actualizada-wefitter
Nueva versión de la pirámide de la Alimentación Saludable

En el resto de la pirámide continúan las ya conocidas recomendaciones: consumo principal de arroz, cereales y patatas, además de las 5 raciones de fruta y verdura y aceite de oliva virgen extra, que se engloban en lo que conocemos como dieta mediterránea y debería constituir un 70% de nuestra alimentación según recomiendan los expertos.

A estos le siguen el consumo variado de lácteos, pescados y carne blanca, mientras que la carne roja y los embutidos deberían ingerirse moderadamente. Y de manera ocasional la bollería industrial, chucherías y untables como los patés, que suelen tener muchas grasas saturadas.

Ora novedad que nos encontramos en la cima de la pirámide y como sugerencia es el consumo de suplementos nutricionales o alimentarios (suplementos de vitaminas, minerales, hierro,etc) pero siempre con el asesoramientos de un profesional.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone

Estar físicamente activo es bueno para tu cartera: poder ahorrar 2500€ anualmente

Para las personas que aún luchan por hacer tiempo para hacer ejercicio, tienen un nuevo incentivo: ahorrar 2,500€ al año.

Este ahorro es el resultado de la reducción de los costes médicos y lo único que se necesita hacer es caminar 30 minutos al día 5 veces a la semana.

Estos son los resultados que se han obtenido de un estudio realizado en The Lancet en el que unos investigadores decidieron ver si podían determinar cuánto costamos cada uno de nosotros anualmente en gastos de salud dependiendo de lo activo o inactivo que seamos.

Los expertos en políticas de salud saben desde hace tiempo que la inactividad es cara en el nivel de salud pública. Las personas sedentarias son más propensas que las personas físicamente aptas a desarrollar una serie de enfermedades.

El estudio concluyó que la inactividad cuesta a la economía mundial casi  68 mil millones anuales en gastos médicos y pérdida de productividad. La mayoría de los costes globales fueron sufragados por los gobiernos y las empresas, pero casi 10.000 millones de dólares fueron pagados por los bolsillos de los ciudadanos.

Se hizo la prueba con una muestra de 26,239 hombres y mujeres para ver el impacto que los 30 minutos de ejercicio tenía en los costes. En promedio, alguien que cumplió con las pautas de ejercicio pagó 2,500€ menos en los gastos anuales de atención de la salud relacionados con enfermedades del corazón que alguien que no hizo ejercicio.

Estos números incluyen ahorros anuales de alrededor de 400€ en medicinas recetadas y muchas menos visitas a la sala de emergencias y hospitalizaciones para personas que regularmente hacían ejercicio. Los investigadores llegaron a estas cifras después de controlar la cobertura de seguro, lo que significa que las personas con un buen seguro que no cumplen con las pautas de ejercicio pagan más anualmente por su cuidado de la salud que aquellos con una menor cobertura en su seguro y que  regularmente hacía ejercicio.

En general, los datos sugieren que “estar físicamente activo es bueno para tu cartera”

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone

Objetivo: ser mujer fitness, no delgada

En muchas ocasione es común querer estar más delgada e invertir más horas en el gimnasio para conseguirlo pero la realidad es bien diferente. Lo que se quiere conseguir es estar más en forma.

¿Dónde está la confusión? Bárbara de Trends & Fit nos lo explica:  la confusión radica en que muchas aún y llevando dietas muy restrictivas y bajas en nutrientes (error), siguen viendo que tienen una capa de grasa que no deja ver los abdominales (por ejemplo) y por este motivo, siguen pensando que deben adelgazar más… Pero no se trata de perder peso, se trata de reducir grasa a la vez que se mantenga o mejore la masa muscular.

Para ello, es aconsejable seguir estos 4 consejos

  1. Menos horas en el gimnasio pero mejor planteadas

Olvídate tener que ir cada día al gimnasio y estar todas las horas del mundo haciendo clases dirigidas…  Para empezar a moldear tu cuerpo y mejorar la masa muscular, los entrenos con pesas son aconsejables porque  ayudan a reducir grasa hasta 48 horas después del ejercicio y al acabar los entrenos cardio HIIT.

Esta combinación de entreno no te llevará mucho más de una hora y es una manera mucho más eficiente de reducir grasa que las largas sesiones de cardio sostenido para quemar grasa.

2. Para ser una mujer fitness no es necesario contar las calorías

Simplemente, debes llevar una dieta limpia con los nutrientes que necesitas en tu día a día y repartidos en el momento adecuado de la ingesta. Cuando se hace dieta, no se debe pasar hambre y además, los objetivos se deben marcar a medio y largo plazo. Estas son las dos reglas básicas para que puedas conseguir tus objetivos de forma saludable y además, de mantenerlo a lo largo del tiempo. Hacer una dieta es aprender a comer, a nutrirse y adaptar esos nuevos hábitos a vuestro día a día para toda la vida.

3. Comer hasta siete veces día

Es importante esta ingesta cada 3 ó 4 horas para mantener nuestro metabolismo activo (quemar más calorías), mantener la glucosa en sangre y así no llegar a la siguiente comida famélicas y comer cualquier cosa y de cualquier manera. Esto además evita que nuestro metabolismo acumule la comida en forma de grasa. El motivo es que ‘sabe’ que en tres horas recibirá más comida y que no es necesario almacenar por si acaso después no hubiese nutrientes…

4. Ser fitness es estar fuerte y sana

Cuando se realizan dietas muy restrictivas y bajas en calorías, se acaba perdiendo masa muscular, las formas tan bonitas que tiene la mujer y sobre todo, nuestro sistema inmunitario puede verse comprometido. También cambia el humor, el estado de ánimo, rendimiento, concentración,… y todo simplemente porque no se han planteado correctamente los objetivos, el plan de entreno y nutrición.

Así que, el objetivo es estar fuertes y sanas, no delgadas!!

Fuente: Trends & Fit 

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone

ACTIVIDAD FÍSICA COMO INDICADOR DE BIENESTAR EN LAS EMPRESAS

Personas que tienen un estilo de vida activo son más productivas, felices y sufren menos de estrés  que las personas que optan por un estilo de vida sedentario.

La falta de actividad física o de deporte tiene consecuencias feroces a nivel físico y mental, algunos ejemplos son: pérdida de fuerza muscular, flexibilidad y tono muscular; aumento del dolor muscular y articular; aumento de peso; deficiencia del sistema nervioso y disminución de la actividad intelectual.

Nuestro malestar físico  repercute de una forma involuntaria en nuestra actitud y predisposición a trabajar o a realizar tareas que tenemos encomendadas. Un dolor de espalda, una contractura a nivel cervical  o dolor en las articulaciones etc. Cualquiera de ellas provocan una bajada en el rendimiento y capacidad de trabajo.

Los datos siguientes están basados en un estudio realizado por Sharon Toker, de la facultad de Administración de la Universidad de Recanati, Tel Aviv, y Michael Biron, de la Universidad de Haifa. En el estudio 1632 trabajadores israelís del sector público y privado rellenaron cuestionarios y realizaron checkups médicos durante un período de nueve años. El mismo se basó en los minutos de actividad física realizada semanalmente, entendiendo por actividad física cualquier actividad que aumentase el ritmo cardiaco y haga sudar.

“Personas que hacen por lo menos 150 minutos de ejercicio físico por semana mejoran su productividad”

¿Quiere saber cómo mejorar la productividad de sus empleados?

La investigación encontró los mejores resultados en trabajadores que hacían por lo menos 150 minutos de actividad física por semana. Además se dieron cuenta  de que la depresión y los síntomas de agotamiento por trabajo son muchos más elevados en las personas que no hacen cualquier tipo de ejercicio. Mejoras en la salud pueden estar atribuidas al hecho de que la actividad física ayuda a mejorar la autoeficacia y el autoestima.

La actividad física permite dotar el cuerpo de una protección y fortaleza extra que prevenga de problemas a nivel físico al mismo tiempo que mentales. Estos factores son de extrema relevancia para las empresas para que puedan motivar sus trabajadores a llevar un estilo de vida saludable para que sea posible aumentar su productividad y reducir el absentismo de los empleados.

¿POR QUÉ MOTIVAR EL EJERCICIO EN LA EMPRESA?

  1. Team Building y competitividad entre los empleados
  2. Aumentar la productividad y reducir el absentismo de los empleados
  3. Generación de engagement de la empresa con sus empleados
  4. Acción de responsabilidad social por incentivar un estilo de vida saludable
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone

3 tips para recuperar la figura después de Navidad

Cenas de empresa, polvorones, turrón, mantecados, mazapanes, cava, vino… los excesos de las fiestas dejan huella en la figura de cualquiera y una vez que pasa el día 6 de enero y has comido el último trozo de roscón empiezas a arrepentirte. La báscula está más arriba que nunca y ahora toca volver a ponerse en forma. ¿Quieres saber cómo recuperar la figura después de las navidades?  La Bolsa del Corredor sugieren estos  3 consejos:

1. Comienza una dieta saludable

La alimentación es  fundamental a la hora de recuperar la rutina. Se acabaron los dulces, el chocolate, las salsas y las calorías. Después de las navidades vuelven las verduras, la fruta, la carne a la plancha y el pescado.

Algunos consejos para ayudarte a perder peso modificando tu alimentación son:

  • Bebe mucha agua (2 litros diarios como mínimo).
  • Regula los horarios de las comidas y no trasnoches demasiado para evitar comer a deshoras.
  • Desayuna bien para comenzar el día con energíaYogures desnatados, fruta, cereales integrales, pavo y un trozo de pan son ingredientes perfectos para tu desayuno saludable.
  • Reduce al máximo el consumo de grasas trans y carbohidratos refinados 
  • Cambia los productos normales por productos desnatados o integrales.
  • Elimina el azúcar y la sal de tu dieta.
  • Come de todo. Olvida todas esas dietas que no te dejan comer legumbres, macarrones o ciertos alimentos y empieza a comer de todo, en menores proporciones.

wefitter-alimentacion-saludable

2. Vuelve a tu entrenamiento

Adelgazar después de las navidades sin realizar ejercicio es muy complicado. Después del periodo navideño, reconócelo, te apetece hacer deporte. Ya no solo por quemar grasa y perder peso sino porque tu cuerpo realmente lo necesita para liberar esas hormonas que tan bien te hacen sentir cada vez que decides hacer deporte.

No está de más volver a tu rutina de entrenamiento pero si realmente quieres perder esos gramos de más a mayor velocidad lo mejor es que introduzcas variedad ya que ante la misma actividad el cuerpo se vuelve más eficiente y el consumo energético tiende a disminuir.  Otro aspecto clave es la intensidad. Si durante los entrenamientos nos acercamos a nuestro umbral, ya sea con circuitos de alta intensidad o con series/cambios de ritmo cortos, incrementaremos la actividad de nuestro metabolismo basal durante las horas posteriores al ejercicio.

3. Visita el gym

Correr está muy bien y te puede ayudar a perder peso junto a una dieta saludable y equilibrada. Sin embargo, si quieres centrarte en zonas específicas y quemar grasa de piernas, glúteos o abdomen necesitarás realizar ejercicios específicos. Visita el gimnasio, incorpora a tu entrenamiento circuitos de fuerza y multiplicarás los resultados.

Por eso, un entrenamiento cruzado en el que combines running con otros deportes y ejercicios será la clave para conseguir una figura 10 después de las navidades o de cualquier periodo vacacional.estiramientos

Siguiendo estos tres consejos tan básicos conseguirás adelgazar y quemar la grasa acumulada en Navidad pero también lograrás volver a ponerte en forma para continuar tus rutinas de entrenamiento y seguir progresando y definiendo nuevas metas.

¿A qué esperas para comenzar a recuperar tu figura?

Fuente: La bolsa del corredor

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone

5 consejos para no perder la forma en Navidad

Ya llega ese momento del año: las tiendas están repletas decoraciones relacionadas con Navidad. ¡Nuestras dietas corren peligro! Dejando atrás los bikinis y ensaladas, ahora no nos queda más remedio que decir ‘hola’ al suéter y las comilonas de familia, empresa, compañeros de clase, etc. En estas festividades solemos abandonar nuestra dieta e incluso nuestra rutina de ejercicio sufre pérdidas preocupantes.

Llega el momento de pararse a pensar en qué es bueno para mantener nuestro cuerpo en la misma forma durante estas festividades. Por ello, gracias a SportAdictos, nos quedamos con estos  5 consejos esenciales para esta Navidad. Vuestros cuerpos os lo agradecerán con la entrada del nuevo año.

1. No dejes de entrenar

Hombre corriendo con frío

Los días se hacen irremediablemente más cortos que antes, las bajas temperaturas, el clima demasiado angosto para salir… Las excusas son mucho más fáciles de encontrar ahora que cualquier otra época del año. Como resultado de este cambio de rutina, quemaremos menos calorías de las de consumimos diariamente, y los primeros gramos o kilos comienzan a asentarse en nuestro cuerpo.

Solución

Mantén los niveles de ejercicio en los mismos estándares que antes de estas fechas y, si lo necesitas, créate un horario de actividades. Si el clima y el frío es tu problema, ve a hacer ejercicio en interiores o en casa.

2. Un homenaje por semana

Comida Navidad

Este homenaje podría referirse a esas comidas/cenas de familia, amigos, trabajo, clase, etc. que solemos tener acumuladas o repartidas en Navidad. No te confíes y pienses: “Vale, es vacaciones, por un mes que me porte mal, no pasa nada… En enero me pongo a tope”. Esto no es así de fácil.

Solución

Planea asistir a una comida/cena por semana en la que te des ese homenaje. Pero en cada unas de las comida prométete a ti mismo comer una buena ración de verduras (para sustituir el pan o las patatas) y fruta para el postre. Así reduciremos, de algún modo, la ingesta de calorías. También puedes hacer desayunos de sólo frutas dos o tres veces en semana.

3. Comer fruta y verdura de la época

Verduras y frutas colgadas del árbol de Navidad

Gripe, tos, resfriados, mucosidades por doquier y otras tantas infecciones y enfermedades relacionadas con estas épocas de frío. Esta es la época del año en la que nuestro sistema inmune está con una mayor tensión frente a agentes externos. Si no comemos suficientes verduras y frutas, probablemente no tengamos la cantidad adecuada de vitaminas y antioxidantes para hacer frente a todos esos males. Como resultado, puedes acabar metido en cama una semana de las vacaciones… Al menos no te pegarás un atracón de comida de aquellos homenajes que hemos comentado antes. Pero tu cuerpo no podrá permitirse el lujo de salir a correr o ejercitarse como siempre.

Solución

Compra cada semana fruta y verdura de la época. Sobre todo, coge aquellos productos con una mayor intensidad de color. La variedad de productos no será tan amplia como en verano, pero tendrás una gran lista de todos modos de donde elegir. Y que no te dé miedo probar alguna fruta o verdura que nunca hayas comido antes. La importancia de comer frutas y verduras está por encima de cualquier gusto personal.

4. Primero un sopita

Sopa de verduras

Todos los inviernos sucede lo mismo: llegas a casa después de clase o del trabajo, con frío, hambriento y desesperado/a por coger algo calentito para entrar en calor sin importar las calorías que tenga. Lo más normal es que cojamos algún bollo lo metamos en el microondas o un trozo de turrón puede ser la segunda opción.

Solución

Comienza por tomar un sopa calentita casera hecha a base de vegetales. Te calentará por dentro y lo agradecerás. Nos llenaremos de vitaminas, minerales y fibra antes de tomar el plato principal, lo que supondrá que comeremos menos de este último y no acabaremos llenos como muchas veces en estas fechas.

5. Mejor en pareja

Dos mujeres corriendo

Sabemos que es difícil mantener un estado de motivación alto cuando hace tanto frío o está lloviendo fuera. El mejor momento del día para salir si hacemos ejercicio al aire libre sería a cuando el sol está más alto, puede que antes de comer a mediodía. Recuerda que la luz artificial no puede luchar contra el mínimo rayo de sol que pueda atravesar las bastas nubes otoñales.

Solución

Llama a un amigo/a para entrenar juntos. Mantenerse motivado/a todo el rato es el mejor remedio para olvidar el clima en el que te estás ejercitando. Una conversación con un compañero mientras entrenamos hace que nuestra sensación de cansancio se vea reducida notablemente.

Tras pegaros una Navidad sin restricciones, os puedo asegurar que tras el día de Reyes diréis: “Esto no puede seguir así, cada año igual”. Por ello, y para evitar este momento de autoculpa, debéis hacer caso en algunos de los consejos, o en todos si os sentís lo suficientemente fuertes para ello. Veréis como en enero no diréis esas cosas y os sentiréis mejor que ningún otro año.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone

6 métodos para una buena recuperación

En algún momento todos nos hemos notado agotados o con los músculos cargados, ya sea después de un entrenamiento o al día siguiente. Este cansancio se produce cuando entrenamos en exceso o con intensidad alta. Para evitar estos síntomas y ayudar a una buena recuperación del músculo existen varias maneras de conseguirlo.

Oscar Pauner nos enseña 6 opciones que pueden complementarse aumentando la recuperación.

1. Tener una buena alimentación, ya sea antes, durante, como después del ejercicio e incluso durante todo el día. No se está hablando de comer una hamburguesa doble con patatas, sino una alimentación variada y saludable.

2. Dentro de una buena alimentación, podríamos añadir la utilización de recuperadores deportivos, tomándolos en la ventana de los 30 minutos posteriores al entrenamiento.

3.  El descanso. Dormir ayuda a la relajación y recuperación óptima de los músculos. En mi caso, intento dormir un mínimo de 8 horas y cuando se puede, disfrutar de una buena “siesta”.

4. Al acabar el entrenamiento lo que podemos hacer son estiramientos específicos de aquellos músculos que hemos usado. Además, en el momento de la ducha o baño (ésto que no falte guarretes) podemos ayudar a relajar y bajar la inflamación del músculo, causada por el entrenamiento, con un baño de hielo o agua fría.

5. Como mínimo, una vez al mes, ir al fisioterapeuta de confianza para realizar descargas además de un control muscular.

6. La opción de ir al fisio es la más recomendada y más completa, también podemos utilizar un electroestimulador o un foam roller (comúnmente conocido como rodillo) de forma diaria. Y no hace falta decir que utilizar un electroestimulador no quita ir al fisioterapeuta o a la inversa.

Como veis tenemos muchos recursos para cuidar nuestro cuerpo, en este caso los músculos. Lo importante es llevarlas a cabo y sobretodo seguir las indicaciones de nuestros entrenadores y fisioterapeutas ante todo.

Fuente:  Oscar Pauner blog

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone